Ciudadanos abre la guerra contra Pablo Iglesias: bebedor de botellines, vago y con coleta

Ciudadanos abre la guerra contra Pablo Iglesias: bebedor de botellines, vago y con coleta

30 mayo, 2016
|
Actualizado: 30 mayo, 2016 0:00
|

Ciudadanos ha emitido por todas sus redes sociales su primer vídeo de las elecciones del 26-J. En el vídeo se rompen esteriotipos, pero no ha sentado bien entre las filas de Podemos, que lo han criticado. En el vídeo se carga contra el PP y especialmente contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que se le presenta como un bebedor de botellines, que no paga la ronda, un jugador de tragaperras y con coleta.

El spot de precampaña tiene como escenario un bar, justo el mismo en el que tanto Albert Rivera como Pablo Iglesias coincidieron en una entrevista televisada. En la barra del bar, un jubilado lleva la voz cantante, mientras una mujer toma una cerveza mientras el marido recoge al hijo, el propietario se muestra como un trabajador de sol a sol que paga impuestos, y otras personas que suelen tener la misma discusión de siempre.

En la televisión aparece Rajoy y en un primer momento las críticas se centran en él:  «Este se ha tirado cuatro meses sin hacer nada leyendo el Marca», afirma un cliente. Entonces el hombre mayor toma el bastón de mando: «Sólo uno ha entendido» los deseos y peticiones de la gente, un hombre «humilde» y que quiere estar «a la altura» de los votantes. En ese momento, aparece Rivera en un discurso en el Congreso de los Diputados. «Este país lo tiene todo para ser uno de los mejores del mundo», señala.

Un joven, bebedor de botellines -en alusión a la fusión entre Podemos e IU, con coleta y con barba sale a escena para decir: «El poder para la gente». «Será para su gente», afirma el trabajador del bar. «A ver si tenemos suerte y enchufan a este como hacen con todos ellos«, en referencia a la agencia de colocación en el que se han convertido los ayuntamientos del cambio. «Este lo único que levanta es el móvil», le reprocha otro.

El votante ‘podemita’ pide «otra y me la apuntas», a lo que el camarero le señala: «¿Me lo apuntas?».

Noticias Relacionadas: