Ciudadanos vende la «eliminación» del impuesto de Sucesiones pese a mantenerse

Ciudadanos vende la «eliminación» del impuesto de Sucesiones pese a mantenerse

20 septiembre, 2017
|
Actualizado: 20 septiembre, 2017 14:07
|
PUBLICIDAD

El Impuesto de Sucesiones continúa vigente en Andalucía, pese a ser un gravamen aprobado en 1979 como una medida urgente y temporal. 40 años después se mantiene y Ciudadanos ha llegado a un pacto con el PSOE para subir el mínimo exento al millón de euros, frente a los 300.000 actuales.

PSOE-A y Cs, socios de investidura, han firmado este miércoles un acuerdo sobre el Presupuesto de Andalucía para 2018 por el que se eleva a un millón de euros el mínimo exento por heredero, del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. El impuesto se mantiene, pese a que Ciudadanos asegura que es de facto la «eliminación».

El portavoz del Grupo de Cs en el Parlamento, Juan Marín, ha asegurado que «se ha certificado la muerte del Impuesto de Sucesiones en Andalucía». Se puede decir que este impuesto se ha eliminado prácticamente y que ha «pasado a la historia» en la comunidad andaluza.Representantes de ambos partidos ha firmado en el Parlamento el acuerdo, negociado desde mediados de junio, un pacto que supone la casi «eliminación» en Andalucía del impuesto de Sucesiones y Donaciones y que salgan aprobados los presupuestos andaluces de 2018, lo que dará estabilidad política al Gobierno de Susana Díaz hasta el final de la legislatura.

El acuerdo supone la demanda «inamovible» de Ciudadanos de alcanzar que el mínimo exento de padres a hijos sea de un millón de euros por heredero, lo que -según Juan Marín- supondrá que el 95 por ciento de los andaluces no tenga que pagar este impuesto. La recaudación ya cerrada de 2016 indica que ese año pagaron impuesto de Sucesiones unos 200 declarantes por más de un millón de euros.

Respecto al impuesto de Donaciones quedarán exentas las de un millón de euros de padres a hijos con la condición de que estas vayan dirigidas a crear empresas o puestos de trabajo. La reforma fiscal implica también incrementar las reducciones autonómicas ya existentes de las bases imponibles de contribuyentes herederos con discapacidad, con lo que el impacto para las arcas andaluzas de las tres medidas supondrá unos 90 millones de euros, según el acuerdo.

Para defender el acuerdo, Marín ha esgrimido que con el mismo Andalucía «deja de ser» la comunidad en la que más impuestos se pagan y ha puesto como ejemplo una comparación con la Comunidad de Madrid, donde está bonificado al 99 por ciento el impuesto de Sucesiones.

«En Madrid, hoy, por 900.000 euros de herencia se pagan 9.000 euros. En Andalucía con esta reforma se pagarán cero euros», ha enfatizado Marín, que ha recordado que las medidas pactadas entrarán en vigor a principios de 2018, junto el nuevo presupuesto de la Junta.

El dirigente de Ciudadanos ha negado, por otra parte, que estos acuerdos supongan un «agujero» económico que impida aplicar incrementos en los presupuestos de servicios públicos básicos como la sanidad y educación, al contrario, ha sostenido que es «muy probable» que «suba» la recaudación como «ha ocurrido» con la bajada del IRPF autonómico.

De otro lado, ha criticado que el PP tenga un modelo fiscal «distinto» para cada comunidad, entre ellas en Andalucía, donde -en su opinión- el PP-A ha ido «cambiando de posición» en un modelo que calificado como el de «la ocurrencia y la desesperación».

«Ciudadanos solo tiene un modelo, es garantía de estabilidad, pero también es exigente. Lo que perseguimos no son sillones, ni ser presidente o consejero, perseguimos medidas que afecten a la calidad de vida de la gente y hoy los andaluces son más felices porque se tendrán que olvidar de pagar este impuesto (Sucesiones y Donaciones)», ha aseverado.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD