Colau y Carmena se saltarán la regla del gasto y obligarán a realizar más recortes

Colau y Carmena se saltarán la regla del gasto y obligarán a realizar más recortes

08 diciembre, 2016
|
Actualizado: 08 diciembre, 2016 18:30
|
PUBLICIDAD

Los Ayuntamientos de Barcelona, Madrid y Córdoba se saltarán la regla del gasto en 2016, por lo que pasarán por alto el requerimiento del Ministerio de Hacienda, dirigido por Cristóbal Montoro.
Así lo pone de manifiesto la Autoridad Fiscal en su último informe de cara al 2017. Hacienda ha obligado a las coorporaciones locales a no saltarse esta regla, como ya advirtió Montoro al rechazar los Presupuestos de Carmena.
Desde los Ayuntamientos se argumenta que registran superávit, por lo que creen que pueden incrementar los gastos para equilibrar los Presupuestos, mientras Montoro indica que este dinero debe destinarse a pagar deuda, más cuando Madrid registra el volumen más elevado de todos los Ayuntamientos de España en términos absolutos.
Según la Autoridad Fiscal, el superávit de los Ayuntamientos ha ayudado a no tener que acometer recortes más profundos, ya que registran un superávit del 0,4%, frente al déficit del 0,3% que soportan las autonomías.
En este sentido, la Autoridad Fiscal ha advertido que el incremento de gasto podría dar al traste con el objetivo de déficit público fijado por Bruselas, por lo que exige que se adopten medidas para evitarlo.
Si Madrid y Barcelona incrementan el gasto, el superávit de los consistorios podría reducirse al 0,3% de cara al 2017, por lo que haría complicado poder cumplir con el déficit, más cuando las autonomías y el Estado tendrían que acometer mayores recortes.
Hacienda ya ha avisado que podría intervenir en caso de que exista incumplimiento con la regla del gasto. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, además sería reincidente, ya que también incumplió en 2015 con este mandato. Ahora se sumará Ada Colau, aunque la alcaldesa de Barcelona tiene muy complicado poder aprobar los Presupuestos ante la falta de diálogo con el resto de la oposición.
En caso de que se cumpliera con la regla de gasto, el superávit de los ayuntamientos ascendería al 0,5% del PIB en 2016 y 2017, por lo que se pone de manifiesto que el nivel impositivo es confiscatorio al sobrar ingresos sobre gastos.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD