Colau estudia sancionar a Endesa y Gas Natural por los cortes de suministro

Colau estudia sancionar a Endesa y Gas Natural por los cortes de suministro

06 abril, 2016
|
Actualizado: 06 abril, 2016 0:00
|

(actualiza con más datos la información con referencia FC3091)

Barcelona, 6 abr.- La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado hoy que el ayuntamiento ha iniciado los procedimientos para sancionar a Endesa y Gas Natural por incumplir la normativa catalana en lo que respecta a cortes de suministro en casos de vulnerabilidad, una competencia que le otorga la Carta Municipal.

La alcaldesa y las tenientes de Alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz, y de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, han expuesto hoy en rueda de prensa esta medida adoptada para hacer frente a la pobreza energética en la ciudad, situación en la que se estima que están un 10 % de los hogares barceloneses, que prevé empezar a aplicar en mayo.

Colau ha asegurado que Endesa y Gas Natural no han querido firmar convenios y protocolos para evitar los cortes de suministro con el Ayuntamiento de Barcelona y reconocer la corresponsabilidad a la que las obliga la ley 24/2015 de Vivienda y Pobreza Energética, aprobada a través de una Iniciativa Legislativa Popular.

«Endesa y Gas Natural la única ley que están cumpliendo es la del mínimo esfuerzo», ha señalado Colau, que las ha acusado de estar haciendo un gran negocio «con la gestión de un derecho fundamental sin asumir sus obligaciones».

La alcaldesa de Barcelona ha explicado que tras meses de intentar sin resultado que esas compañías asuman voluntariamente medidas de corresponsabilidad económica, ha decidido «aplicar la ley» y multarlas.

La ley catalana obliga a las compañías, en caso de vulnerabilidad, a solicitar los preceptivos informes sobre la situación de exclusión residencial y aplicar las ayudas y descuentos necesarios antes de proceder a cualquier corte de suministro, y en el caso de incumplimiento de esta obligación, prevé sanciones que pueden estar entre los 10.000 y los 100.000 euros.

«Es competencia suya (de las compañías) asegurarse de que no hay una situación de vulnerabilidad antes de efectuar un corte, no después», ha subrayado la alcaldesa, que ha asegurado que cualquier conocimiento que tenga el ayuntamiento de un corte hecho efectivo a una familia vulnerable que no disponga del correspondiente informe supondrá el inicio del procedimiento sancionador.

Colau ha advertido a las compañías de suministros de que si «caen» en sanciones graves, el ayuntamiento de Barcelona podría «dejar de trabajar» con ellas, ya que la ley establece que los casos de sanciones graves o muy graves determinarán la imposibilidad de las compañías de contratar con la Administración.

«El cumplimiento de la ley no es voluntario», ha alertado la alcaldesa, que ha subrayado que la voluntad del consistorio es llegar a acuerdos, pero que al mismo tiempo ha advertido que «adoptaremos todos los mecanismos necesarios para hacer cumplir esta ley».

Aun así, la alcaldesa ha insistido en que preferiría concretar protocolos con las suministradoras «por las buenas», y por ello las ha instado a que firmen los protocolos para evitar los cortes a las familias vulnerables y a que concedan ayudas a fondo perdido a los clientes en situación de riesgo o les apliquen descuentos muy notables en el coste de los consumos mínimos, en aplicación de la ley catalana.

Colau también ha hecho un llamamiento a la Generalitat para que «ayude» a los municipios a aplicar la ley 24/2015 con los reglamentos que la desplieguen y «yendo juntos a interpelar» a las compañías suministradoras para que «voluntariamente» firmen los acuerdos sobre la actuación a seguir ante situaciones de pobreza energética.

Tras el anuncio de Colau, Gas Natural Fenosa ha negado que corte el suministro a personas en situación de vulnerabilidad y ha asegurado que el convenio firmado con el Ayuntamiento de Barcelona en septiembre de 2014 para abordar los casos de pobreza energética sigue vigente y se está cumpliendo.

Por su parte, Endesa ha asegurado que no corta el suministro eléctrico a ningún cliente, ni de Barcelona ni del resto de Cataluña, siempre que sea una persona en situación vulnerable y que el respectivo ayuntamiento así lo certifique. EFE

Noticias Relacionadas: