Programas del domingo
Colau, incapaz de frenar la huelga de metro la semana del MWC

Colau, incapaz de frenar la huelga de metro la semana del MWC

22 febrero, 2016
|
Actualizado: 22 febrero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

La huelga del Metro de Barcelona pondrá a prueba la movilidad en Barcelona, donde este domingo arrancó el Mobile World Congress, el mayor congreso del mundo dedicado a la tecnología móvil, que hasta el próximo jueves atraerá a más de 95.000 asistentes.

Los esfuerzos del Ayuntamiento, con la alcaldesa Ada Colau a la cabeza, y la mediación de la Generalitat no han sido suficientes para que los sindicatos del Metro desconvocaran la huelga de 24 horas prevista para este lunes y el próximo miércoles, día 24, para exigir mejoras salariales y laborales en el nuevo convenio.

Estos dos días, el suburbano de Barcelona funcionará al 50 % en horas punta de mañana y tarde y al 30 % el resto de la jornada, según los servicios mínimos decretados por la Generalitat.

Para minimizar los efectos de la huelga, la asociación GSMA, organizadora del MWC, ha dispuesto un plan de contingencia para facilitar la movilidad de los congresistas, que prevé, entre otras medidas, habilitar una flota de autobuses lanzadera para transportar a los asistentes entre Fira Gran Vía y Barcelona ciudad.

Ferrocarrils de la Generalitat, por su parte, reforzará estos días el servicio de trenes con parada en Fira Gran Vía, mientras que todos los taxistas podrán prestar servicio hasta el jueves, independientemente de cuál sea su día de descanso.

Aún así, GSMA recomienda a los participantes que salgan de sus hoteles con mayor antelación que en años anteriores, ya que los tiempos de viaje aumentarán debido a la congestión del tráfico.

Colau ha resaltado que, «a pesar de que muchas voces» se lo desaconsejaron, porque «un alcalde debe preservarse de los conflictos» -según «la vieja política»-, ella de forma «excepcional» se sentó el viernes con los trabajadores para intentar desbloquear el conflicto: «Estoy aquí para dar la cara, no para esconderme», ha dicho.

Junto a la presidenta de TMB, Mercedes Vidal, Colau ha rememorado que el conflicto se inicia en el marco de la negociación normal de convenio hace unos meses y «no se ha llegado hasta aquí porque la empresa haya planteado recortes ni despidos», sino porque los trabajadores han considerado insuficiente las últimas ofertas que TMB ha puesto sobre la mesa.

Como alcaldesa, ha proseguido, es la responsable de intentar conseguir lo máximo posible para los trabajadores, pero también debe «garantizar el mejor servicio público para la ciudadanía».

Ha agregado, a este respecto, que el marco presupuestario es limitado «y, si fuéramos más allá de la propuesta de los trabajadores, deberíamos empeorar el servicio o aumentar tarifas e impuestos».

En este punto, Mercedes Vidal ha recordado que para desbloquear el conflicto la empresa ayer puso sobre la mesa desde un incremento salarial para los trabajadores del 1 % para 2016, lo que supone 360 euros brutos anuales por trabajador (con sueldos medios de 33.000 euros por año), hasta la ampliación de la contratación indefinida, aunque ya haya un 90 % de los trabajadores en esta modalidad, entre otras propuestas.

«Hablamos de preservar la plantilla, de ampliar la contratación a tiempo completo y de ampliar la contratación indefinida», ha apuntado.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD