Programas del domingo
Colau multa a un jubilado con 157.000 euros por publicitarse en las farolas

Colau multa a un jubilado con 157.000 euros por publicitarse en las farolas

20 diciembre, 2017
|
Actualizado: 20 diciembre, 2017 8:31
|

Miguel, jubilado y viudo con dos hijos, trataba de ayudarles haciendo pequeñas mudanzas. Para ello, ponía sus anuncios en las farolas y postes de Barcelona, por ello ha recibido una sanción total de 157.000 euros por parte del Ayuntamiento regido por Ada Colau. 

El caso de Miguel es sangrante, más cuando la propia Colau está siendo muy permisiva con los manteros, inmigrantes ilegales, algunos de ellos muy violentos que dan palizas a los guardias urbanos, como la ocurrida este pasado fin de semana, donde cinco agentes de la policía local resultaron heridos. Los manteros ya no corren recogiendo la mercancía rápidamente, ahora esperan a los agentes con piedras y cada vez son más agresivos, según denuncian los propios miembros de la seguridad de Barcelona.

En total, Miguel ha recibido más de 300 multas, cuyo valor conjunto alcanza los 157.000 euros, incluidos también los recargos. Todo por infringir la ordenanza municipal que prohíbe anunciarse de esta forma en las farolas y paradas de autobús.

Miguel alega que las notificaciones no le han llegado ya que se ha visto obligado a trasladarse varias veces de piso, por lo que no había recibido ninguna notificación de las sanciones. El Ayuntamiento le ha enviado todas de golpe al nuevo domicilio. El Ayuntamiento de Barcelona asegura que le ha enviado todos los recargos.

Ante esta situación, Miguel presentará un recurso de alzada por «indefensión«. «Con esta multa, le ha destrozado la vida», ha afirmado Roberto Castro, abogado, quien asegura que «hay una arbitrariedad absoluta porque incluso gimnasios municipales del Ayuntamiento se publicitan en las fachadas de la vía pública». También se ha publicitado en San Cugat, donde un agente le avisó para retirar los anuncios, aunque no le sancionó, según recoge TVE.

En cuanto a los manteros, los agentes de la policía local creen que no hay voluntad para resolver este conflicto. «El comercio está gravemente afectado, la imagen de la ciudad se deteriora y el respeto de los manteros hacia los agentes de la autoridad es nulo. Nos reciben con piedras», afirman los agentes, que no han tenido ningún rubor en endosar multas por valor de 157.000 euros a Miguel.

.
Noticias Relacionadas: