Nueva incongruencia podemita: Colau niega una consulta vecinal por ser 'ilegal'

Nueva incongruencia podemita: Colau niega una consulta vecinal por ser 'ilegal'

16 febrero, 2017
|
Actualizado: 16 febrero, 2017 17:21
|
PUBLICIDAD

La residencia que el Arzobispado de Barcelona quiere construir en el distrito de Les Corts, de Barcelona, ha demostrado una vez más las incongruencias de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. En esta ocasión los vecinos le piden a la podemita una consulta popular para saber qué opinan los ciudadanos que conviven al lado de esa futura residencia de 115 habitaciones y el ayuntamiento niega dicha consulta.
Los vecinos  de Le Corts le piden a Colau una consulta popular para saber qué opinan los ciudadanos que conviven al lado de esa futura residencia de 115 habitaciones y el ayuntamiento niega dicha consulta. Fuentes vecinales han comentado que “por una parte, Colau pide un referéndum de independencia porque dice que los catalanes tienen derecho a decidir, pero cuando le pedimos que consulte a los vecinos —y en una consulta que no es vinculante, para más inri— sobre una equipación del barrio, dice que es ilegal. ¿Cómo puede tener tanta caradura?”, según ha publicado El Confidencial. Es decir: mucho referéndum pero poca consulta popular.
Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona matizan: “No es que consideremos que votar es ilegal. Es que no ha lugar, porque la residencia cumple toda la normativa y por eso ya hemos dado la licencia. De lo contrario, hubiéramos podido cometer un delito de prevaricación. Por eso no es admisible la consulta. Es como si fuese a abrir un restaurante y los vecinos exigen una consulta para saber qué tipo de comida va a vender”.
Colau que sí que está a favor de llevar a cabo el referéndum catalán solo en Cataluña, ha hecho fuentes del ayuntamiento expliquen que se trataría de “un grave perjuicio ecológico, urbanístico y de movilidad” y sacan a colación el programa electoral de la alcaldesa, en el que se señalaba su compromiso de “detener o revisar los proyectos contrarios al bien común”.

Ante este vago argumento los vecinos consideran que “¿cómo sabemos si detener o no este proyecto es en pro del bien común si no se hace una votación popular?”

Los vecinos también denuncian que ni una sóla de sus propuestas fue aprobada en el proceso de mediación con el ayuntamiento. “En la mediación no hubo ninguna cesión del Arzobispado”, insisten por lo que piden “la convocatoria de una votación popular en la que los vecinos de Les Corts puedan dar su opinión sobre si consideran que el ayuntamiento debe detener el proyecto o no”.
Ya en el programa olvidado electoral de Ada Colau, expone textualmente que “la iniciativa ciudadana, entendida como el derecho de proponer y promover una votación para que el Gobierno municipal desarrolle un determinado proyecto o una determinada acción, es un derecho fundamental de la participación democrática”, algo que parece haber olvidado.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD