Comienza una nueva fase para levantar el muro helado de Fukushima

Comienza una nueva fase para levantar el muro helado de Fukushima

07 junio, 2016
|
Actualizado: 07 junio, 2016 0:00
|
Tokio, 7 jun.- La construcción del muro de hielo subterráneo para proteger los reactores y evitar fugas de agua contaminada de la central nuclear de Fukushima ha entrado en una nueva fase, informó hoy la empresa operadora.

Tokyo Electric Power (TEPCO) explicó que la primera de las tres etapas para levantar esta estructura ha entrado en su segunda y definitiva fase tras obtenerse la aprobación de la Autoridad de Regulación Nuclear (NRA) de Japón.

El muro tiene como objetivo evitar los vertidos contaminantes al mar aislando el subsuelo alrededor de los cuatro reactores afectados por el terremoto y tsunami de 2011 para evitar así que penetre en ellos el flujo de los acuíferos naturales.

Estas aguas subterráneas se mezclan en los sótanos con el refrigerante radiactivo y se filtran después al océano Pacífico.

En la primera fase de esta primera etapa de construcción del muro se han activado solo las caras norte y oeste del mismo.

La NRA ha certificado que los sistemas de bombeo empleados para bifurcar algunos acuíferos funcionan correctamente y que las porciones del muro activadas no han generado contraflujos peligrosos de aguas subterráneas.

De esta manera, la segunda fase de la primera etapa consistirá en congelar el 95 por ciento del perímetro alrededor de los reactores, lo que reduciría en un 50 por ciento el volumen de agua que entra a diario -unas 150 toneladas- en los sótanos.

Si esta fase se completa con éxito la segunda consistiría en gestionar el 5 por ciento restante y la tercera en el sellado completo del perímetro de 1,5 kilómetros de largo.

Dado lo experimental del proceso, la empresa no ha establecido plazos concretos para completar el proyecto.

Para construir el muro se han insertado en la tierra, en torno a los cuatro reactores, más de 1.500 tuberías hasta una profundidad de unos 30-35 metros.

A través de estas tuberías se inyecta una solución salina a una temperatura de menos 30 grados que congela la tierra en contacto con las canalizaciones y crea así una barrera helada. EFE
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD