Comisión del Senado aprueba a Ilab Goldfjan para el Banco Central de Brasil

Comisión del Senado aprueba a Ilab Goldfjan para el Banco Central de Brasil

07 junio, 2016
|
Actualizado: 07 junio, 2016 0:00
|

Brasilia, 7 jun.- La Comisión de Asuntos Económicos del Senado brasileño aprobó hoy el nombramiento del economista Ilan Goldfajn como nuevo presidente del Banco Central, como ha propuesto el Gobierno del mandatario interino del país, Michel Temer.

La designación de Goldfjan ahora deberá ser aprobada por el pleno del Senado para ser efectiva, pero por lo percibido en esa primera instancia, en que fue respaldado por 18 votos contra 9, se deduce que no habrá obstáculos para ratificarla.

Goldfjan, hasta hace unas pocas semanas economista jefe del Itaú Unibanco, la mayor entidad privada del país, fue interpelado por la comisión de senadores, ante la que se comprometió a adoptar «todas» las medidas necesarias para recuperar el control de la inflación, que en 2015 llegó al 10,67 %.

Según Goldfajn, aunque para este año se prevé una ligera bajada, la inflación sólo será realmente controlada mediante una combinación de factores que pasan por un mayor control del gasto público y, más allá de eso, con la «recuperación de la confianza» de los inversores privados.

En su opinión, la confianza será clave para que la economía del país salga de la profunda recesión en que se encuentra desde hace un par de años y retome el «crecimiento sustentable» necesario para «el progreso» de «todas las capas sociales».

Goldfjan sostuvo que «los menos favorecidos» sólo podrán ser atendidos debidamente en la medida en que se recuperen el poder de compra y se reduzcan las tasas referenciales de interés, actualmente en un elevado 14,15 % al año.

El economista, director de Política Económica del Banco Central entre 2000 y 2003, fue propuesto para dirigir esa entidad por Temer, quien desde el pasado 12 de mayo sustituye en forma interina a la presidenta Dilma Rousseff, suspendida de sus funciones para responder a un proceso de destitución.

El nombramiento de Goldfajn fue aprobado sin mayores discusiones, aunque el ala opositora, alineada con el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff, intentó alguna resistencia.

Las mayores críticas las formuló la senadora Vanessa Grazziotin, del opositor Partido Comunista do Brasil (PCdoB), quien puso en duda el nombramiento de Goldfajn por su actividad en el Itaú Unibanco.

«Hay un indudable conflicto de intereses», afirmó la senadora, ante lo que el propio Golfjan aclaró que era apenas «empleado» del banco y que si poseía acciones de esa institución, que ya vendió, era porque así recibía parte de su salario.

Según Goldfjan, por el contrario, su experiencia en el sector privado puede ser muy favorable para el Estado, que requiere de una visión ajena a las divergencias políticas cuando se trata de asuntos económicos y financieros. EFE

Noticias Relacionadas: