Conde muestra su inocencia ante el juez con pruebas

Conde muestra su inocencia ante el juez con pruebas

26 enero, 2018
|
Actualizado: 26 enero, 2018 14:50
|

Mario Conde ha entregado este viernes en la Audiencia Nacional numerosa documentación para demostrar su inocencia en la repatriación de 13,06 millones para invertir en empresas nacionales. El origen del dinero se remonta a antes de Banesto.
Durante su comparecencia, el exbanquero, que llegaba a la sede judicial al filo de las 9:45 horas acompañado de su abogado y de varias personas más, ha insistido en la legalidad de estos fondos, los cuales, ha asegurado, quedan completamente acreditados por los documentos que desde hoy obran en poder del juez Santiago Pedraz. Así lo ha relatado Conde a su salida ante el juez. Conde ha declarado de forma voluntaria.
«En el 2016 le dije al juez que era rotundamente falso que el dinero que habíamos traído a España para invertir en empresas españolas fuera ilegal», ha dicho antes de recordar que ya entonces se comprometió a aportar información de la que se desprendería que el capital era «perfectamente» lícito.
Según han informado a Efe fuentes jurídicas, Conde, que ha mostrado una actitud correcta y cordial durante todo el interrogatorio, ha obviado responder a cuestiones sobre los supuestos delitos fiscales por los que también se le investiga en esta causa junto a su entorno personal y profesional. En concreto, ha afirmado que el presunto fraude no era objeto de la presente declaración y ha preferido responder al respecto en otra ocasión.
«Lo que cuentan son los papeles«, ha insistido el exbanquero, que espera que «se haga justicia» ya que éstos «demuestran la falsedad» de todas las acusaciones vertidas contra él por la Fiscalía Anticorrupción, que le atribuye además un posible alzamiento de bienes.
La de hoy ha sido la primera vez que Conde ha hablado ante el titular del juzgado central de Instrucción número 1 desde el 13 de abril de 2016, fecha en la que el magistrado decretó su ingreso en la cárcel madrileña de Soto del Real, donde permaneció durante dos meses, hasta junio.
Según explicaba el juez Pedraz en su auto de prisión, existían indicios suficientes de blanqueo en cuentas corrientes controladas por el expresidente de Banesto y su hija Alejandra, igualmente investigada junto a su hermano Mario, y su marido, Fernando Guasch, entre otros.
Desde su puesta en libertad, las pesquisas se han centrado en analizar los flujos de capital entre países a través de comisiones rogatorias que actualmente están siendo estudiadas a Estados como el Reino Unido y Suiza, de los que procedía buena parte del dinero que habría sido repatriado por Conde para satisfacer gastos personales y su «alto tren de vida».
No obstante, los vínculos se extienden a otros países de los que procedían las transferencias como Luxemburgo, Emiratos Árabes, Países Bajos e Italia, así como a territorios de riesgo fiscal con los que España no tiene cooperación como Curazao o las Islas Vírgenes Británicas.
La declaración voluntaria de Conde se produce apenas meses antes de que se cumplan dos años de la llamada «operación Fénix», que se saldó con la entrada y el registro por parte de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil del domicilio del expresidente de Banesto la mañana del 11 de abril de 2016.

Noticias Relacionadas: