Conflicto por deuda ha sido «extremadamente caro», dice ministro argentino

Conflicto por deuda ha sido «extremadamente caro», dice ministro argentino

13 enero, 2016
|
Actualizado: 13 enero, 2016 0:00
|

Buenos Aires, 13 ene.- El ministro argentino de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, consideró hoy que «el no arreglo» con los fondos especulativos que reclaman por bonos impagos ante la Justicia de Nueva York «ha sido extremadamente caro» para el país suramericano.

En conferencia de prensa, Prat-Gay destacó la reunión que hoy mantenían en Nueva York las autoridades argentinas con representantes de los litigantes y Daniel Pollack, el mediador entre ambas partes designado por el juez Thomas Griesa.

«Es la primera vez que sucede una reunión de esta formalidad», resaltó el ministro, quien consideró que el litigio en territorio estadounidense «es parte de la herencia recibida» de los anteriores gobiernos.

«Es un tema que hay que resolver. Nosotros no vamos a mirar al costado, no nos vamos a hacer los distraídos», aseguró Prat-Gay.

Sin embargo, advirtió de que el encuentro de hoy es apenas una «primera reunión introductoria» para solucionar el conflicto con los fondos especulativos que no aceptaron la reestructuración de deuda de Argentina en 2005 y 2010.

«No esperen a la salida de esta reunión que esté arreglado el pleito ni mucho menos que haya una propuesta concreta de Argentina», agregó.

El ministro aseguró que el Gobierno de Mauricio Macri, que asumió el pasado 10 de diciembre, quiere entender «cuál es el estado de situación y cuál es la postura» de los acreedores.

«Esperemos que tengan la responsabilidad de negociar en forma seria», señaló.

Para Prat-Gay, «lo único» que el Ejecutivo tiene para decir en esta instancia incipiente «es que el no arreglo ha sido extremadamente caro para Argentina».

En ese sentido, recordó que el total de la deuda enmarcada en el juicio era un monto de 2.943 millones de dólares perteneciente al cese de pagos argentino de 2001, pero que, al aplicarse los últimos fallos del juez neoyorquino Thomas Griesa, ha pasado a ser 9.882 millones de dólares.

«Queremos resolver este problema lo más rápido y lo más justo posible», finalizó el ministro, para quien el litigio es «una de las tantas trabas» de la economía argentina.

Precisamente, un fallo de Griesa mantiene congelados los pagos de Argentina a los acreedores que sí aceptaron las reestructuraciones de deuda, a la espera de que el país regularice su situación con los fondos especulativos.

Esta situación llevó al país a ingresar en una «suspensión de pagos selectiva», que actualmente es la principal traba del país suramericano para acceder a los mercados crediticios internacionales. EFE

.
Noticias Relacionadas: