El consumidor español se salta la lista de la compra y gasta más

El consumidor español se salta la lista de la compra y gasta más

10 marzo, 2016
|
Actualizado: 10 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Los españoles se gastaron 71.000 millones de euros en la cesta de la compra, un 1,7% mas en 2015, la mejor cifra en siete años, según el informe «Nielsen 360» elaborado por dicha consultora. En la presentación del estudio, celebrado este jueves en Madrid, en el que los españoles lideran el crecimiento en este sector en Europa, el director general de Nielsen, Gustavo Núñez, ha avanzado que «2016 ha comenzado fuerte y seguirá la tendencia positiva de 2015 debido a la mejor renta disponible y a la mayor confianza del consumidor (+9%)».

«El español ha cambiado en estos años de crisis: planifica sus compras, busca mejores precios y va más veces a la tienda (un 1,6% más), pero hace una cesta más pequeña y se gasta menos en ella ( un 0,6% menos)», ha precisado Núñez.

Según ha detallado, «uno de sus rasgos es su bipolaridad«, de hecho, el 70% de los españoles hace la compra con una lista, pero luego en la tienda acaba incorporando productos que no estaban inicialmente previstos. «Algo más del 40% afirma tener un presupuesto muy ajustado y solo compra lo que necesita, mientras que otros tantos cumplen rutinas y se llevan casi siempre lo mismo», ha indicado.

Los hogares gastan de media un 1% más y la cesta de la compra es un 0,7% más cara que hace un año, ha afirmado el responsable de servicio al cliente de Nielsen, Alfonso Delgado. A la hora de decantarse por un formato, el consumidor pide proximidad, por lo que el supermercado es el establecimiento que más crece, un 0,5%, respecto a 2014.

Por su parte, ha añadido Delgado, «el hipermercado recobra el pulso tras varios años de crisis» y el canal online, al ser todavía bastante incipiente, «registra crecimientos más notables, con un alza del 18% respecto al año anterior».

Aunque todas las cadenas de supermercados están apostando fuerte por internet, su peso en gran consumo sigue estando por debajo del 1%, con unas ventas de 390 millones de euros, muy lejos de países como Francia o Reino Unido, donde alcanza cuotas del 6%.

Por lo que respecta a la marca de distribución, «creció de manera exponencial, aunque desde 2014 su ascenso se ralentizó debido al esfuerzo de la enseña de fabricante por reducir la diferencia de precios», ha destacado.

Según el informe, apenas acumula crecimientos de 0,5 puntos desde 2013 y tiene una cuota del 39,5%. En cuanto a la búsqueda del ahorro por parte del consumidor, el 38% lo hace de forma activa a través de la promoción de los productos, mientras que un 20% cambia incluso de tienda a la caza y captura de la más atractiva.

Los productos frescos mantienen su protagonismo en la cesta de los españoles y crecieron el año pasado un 3,3%, a un mejor ritmo que las categorías de envasado, que lo hicieron un 2,4%. Las frutas y verduras son las que registraron mayores aumentos, del 9,8% y del 8,1%, respectivamente; en cambio, la carne descendió en ventas un 0,3%. Dentro de la alimentación envasada, los productos frescos fueron también los que mejor se comportaron, con alzas del 3,1%.

Según datos del informe, las bebidas incrementaron sus ventas un 2,1%, la droguería, un 1,7% y la perfumería, un 0,3%. Por su parte, la mejora del clima de confianza, la situación climatológica y las cifras récord de turismo hicieron elevarse las cifras de consumo de hostelería en los meses de verano una media del 5,5%.

En diciembre, se consumió un 10,3% más de bebidas en el canal horeca, gracias a las temperaturas más templadas. A pesar del optimismo, según Delgado, «hay algunas sombras que el sector debe afrontar de cara al futuro, como la caída de la población -habrá un millón de personas menos en los próximos quince años- y las incertidumbres políticas y económicas».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD