Corea del Sur y Japón desvían vuelos comerciales por cohete norcoreano

Corea del Sur y Japón desvían vuelos comerciales por cohete norcoreano

05 febrero, 2016
|
Actualizado: 05 febrero, 2016 0:00
|

Seúl/Tokio, 5 feb.- Las principales líneas aéreas de Corea del Sur y Japón anunciaron hoy que alterarán algunas de sus rutas por motivos de seguridad ante el inminente lanzamiento de un cohete espacial por parte de Corea del Norte.

Después de que el régimen comunista de Kim Jong-un anunciara oficialmente que el lanzamiento tendrá lugar entre el 8 y el 25 de este mes, tanto Seúl como Tokio solicitaron a las aerolíneas de sus países evitar áreas potencialmente peligrosas.

Principalmente se ha señalado en el mapa como zona a evitar un área del Pacífico situada más de un centenar de kilómetros al este de las islas Filipinas en la que supuestamente podrían caer fragmentos del cohete.

Korean Air, la mayor compañía aérea surcoreana, planea introducir cambios en la ruta entre Incheon (Seúl) y Manila, así como en vuelos entre la isla meridional de Jeju y algunas ciudades chinas, aunque «de momento no se ha tomado una decisión final», indicó a Efe uno de sus portavoces.

La también surcoreana Asiana Airlines «evitará el espacio aéreo vinculado al lanzamiento (154 km. al este de Filipinas) y usará un desvío por razones de seguridad entre el 8 y el 25 de febrero», indicó un representante.

En el caso de Japón, las dos principales aerolíneas del país, Japan Airlines (JAL) y All Nippon Airways (ANA) anunciaron que desviarán algunas de sus rutas a países del sudeste de Asia durante el período mencionado, lo que podría aumentar el tiempo de vuelo en unos 10 minutos aproximadamente, según la cadena nipona NHK.

Corea del Norte notificó el martes su plan de lanzar el cohete a la Organización Internacional de la Aviación Civil (OACI), la Organización Marítima Internacional (OMI) y a la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Estados Unidos, Corea del Sur y Japón han instado al régimen de Kim Jong-un a cancelar su plan, al considerarlo un ensayo encubierto de misiles de largo alcance que violaría varias resoluciones de la ONU. EFE

Noticias Relacionadas: