¿Cuánto costarían unas nuevas elecciones?

¿Cuánto costarían unas nuevas elecciones?

09 febrero, 2016
|
Actualizado: 09 febrero, 2016 0:00
|

Si Pedro Sánchez no logra formar gobierno, Mariano Rajoy sigue sin encontrar apoyos y nadie es capaz de ponerse de acuerdo, la convocatoria de unas nuevas elecciones generales sería la única vía posible. Eso sí, tendría un coste de más de 160 millones de euros y lo más preocupante, una pérdida de confianza y una prolongación de la incertidumbre en España. Lo peor no sería el coste económico, sino el descrédito político.

José Ramón Pin, economista y profesor de IESE, explica que “la realidad es que los costes electorales no son importantes a los efectos de la situación económica porque mucho más aun es el efecto de la incertidumbre. Por ejemplo en la bolsa, o el efecto en la creación de puestos de empleo, que es lo que más nos importa”. Por lo que clama al cielo por pedirles un acuerdo: “Habría que decirles que se esfuercen en encontrar una solución”.

Los expertos explican que ya, de hecho, ha pasado demasiado tiempo. Y es que había un vacío legal, ¿qué ocurre si nadie se presentaba a la investidura y no corre el plazo de dos meses para convocar automáticamente elecciones? El Catedrático de Derecho Constitucional, Antonio Torres del Moral, explica que existe un vacío legal en la Constitución: “La dificultad que plantea la Constitución es que para que corra el plazo para disolver la Cámara y convocar elecciones tiene que haber un acto de investidura fallida. Tienen que encontrar a una persona que acepte ser candidato sabiendo que no va a salir. Hay una laguna en la Constitución, y esa laguna hay que resolverla mediante la interpretación”.

Según los entendidos en la materia, salvo un pacto entre los dos partidos mayoritarios, algo a priori inviable, los resultados de las elecciones generales no permiten la gobernabilidad. Pero, explican también que la convocatoria de nuevas elecciones podría suponer también una nueva parálisis política. Así, si hasta el verano no se consolida un Gobierno estable, hasta otoño no se tomarían las primeras decisiones en materia económica. Algo, que España no se puede permitir.

.
Noticias Relacionadas: