Cruce de contradicciones en la ex cúpula de la CAM

Cruce de contradicciones en la ex cúpula de la CAM

26 junio, 2017
|
Actualizado: 26 junio, 2017 13:53
|

La jornada en los tribunales del juicio a la ex cúpula de la CAM por las cuotas participativas, las mismas que vendía Luis de Guindos en su etapa de presidente de Lehman Brothers en Europa, ha estado plagada de contradicciones y matizaciones entre los acusados.

El ex director de Riesgos y Mercados de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Salvador Ibiza, ha negado hoy que su departamento, dependiente de Inversiones, «ocultara» aspectos contables, y ha asegurado que reportaba «mensualmente» información que incluía las opciones de titulización.

En calidad de testigo, Ibiza, subordinado del ex director general de Inversiones y Riesgo Francisco Martínez, acusado junto a otros siete exdirectivos de la CAM por presunta estafa continuada y falsedad contable, ha explicado que remitía estos ficheros contables al área de Planificación y Control, que solía solicitar información adicional ante una variación imprevista de saldos.

Ha relatado que el departamento liderado por Teófilo Sogorb, para quien la Fiscalía solicita siete años y medio de cárcel, era el destinatario de esta documentación, la cual contenía detalles de los contratos de opciones sobre titulizaciones que, si bien no venían individualizados, podían identificarse «por el título de la cuenta».

Según apuntó Sogorb en su declaración ante la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional el pasado mayo, la caja encargó un peritaje externo realizado por KPMG Asesores para que evaluara si las opciones de las que disponía la caja podían ser dadas de baja del balance de resultados, maniobra permitida por la normativa siempre que no afectara a las dotaciones de capital.

En cambio, una posterior revisión de la situación del primer semestre de 2011 puso de manifiesto «otras opciones», desconocidas, dijo, por su propio equipo, cuyo riesgo no habría sido trasferido y que infló las cuentas de resultados en 168,8 millones de euros.

Una versión contraria a la de Martínez, que a la pregunta del fiscal de si fue él quien ordenó suprimir del balance las citadas titulizaciones, se desquitó de responsabilidades e insistió en que desconocía estos aspectos.

Al respecto, Ibiza ha insistido en que, aunque «había que buscarlas«, el entonces director de Control de Riesgos, Manuel Pomares, vinculado a Sogorb, podría haber identificado las opciones a través de los saldos contables.

Sobre una supuesta ocultación de datos tanto a la auditoría externa como a los inspectores del Banco de España, institución que intervino la CAM en julio de 2011, ha refutado la existencia de estrategia alguna y ha asegurado que KPMG les «escribía o se dirigía directamente» a ellos cuando así lo requería.

No obstante, ha aclarado que si bien los vio para poder registrar las operaciones, él no custodió los contratos de opciones, pero no ha sabido precisar quién era el responsable porque «en ese momento, la interacción entre todos era estresante».

Durante la sesión también ha intervenido el ex jefe de riesgos de empresas industriales de la CAM Alejo García, cuyo superior también era Martínez, que ha aseverado que sólo era competencia de su área «analizar las operaciones -de refinanciación-, plantearlas en un comité y ver si había cambios sustanciales en la situación de la empresa», pues la calificación final le correspondía a Pomares.

Una versión matizada por el ex director de Contabilidad de la entidad José Antonio Godinez, y el exdirector de Auditoría, Enrique Pascual, que han destacado el peso de las actuaciones del departamento de Inversiones y Riesgos. La presidenta del tribunal, Ángela Murillo, ha suspendido la vista hasta mañana, jornada en la que comparecerán ocho peritos propuestos por las partes.

Noticias Relacionadas: