El culebrón entre Iglesias y Errejón continúa de Twitter al Congreso

El culebrón entre Iglesias y Errejón continúa de Twitter al Congreso

18 octubre, 2016
|
Actualizado: 18 octubre, 2016 17:53
|
PUBLICIDAD

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, vuelve a corregir las palabras de su compañero de partido Íñigo Errejón tras sus declaraciones en el Congreso de los diputados.

Iglesias no ve «contradicción» entre el portavoz de su partido en el Congreso, Errejón, y él, aunque a renglón seguido ha remarcado con un tono de autoridad que la política «no solamente» está en el Parlamento porque Podemos fue capaz de cambiar la política española sin estar en la Cámara.

Los pasillos del Congreso han sido testigo de las palabras de Iglesias, que ha respondido a preguntas de los periodistas sobre las declaraciones de Errejón

Las palabras de Errejón replicaban a su vez a otras de Iglesias anoche, cuando abogó por llevar a Podemos a la calle junto al «músculo militante» para conseguir sus objetivos, ya que carece de fuerza suficiente en el Congreso y además su partido no nació para ser «parlamentarios que no muerden».

«La política no está solamente aquí; nosotros cambiamos la política de este país sin tener un solo representante en el Congreso», alertaba Iglesias, quien, no obstante, garantizó que su partido se va a esforzar por trabajar y «hacerlo bien» en el Parlamento.

Pese a ello, considera que las instituciones no están pensadas «para cambiar las cosas» y por ello cree fundamental que Podemos siga «trabajando en las movimientos sociales y construyendo espacios de sociedad civil». «No hay contradicción en ello», ha zanjado.

Todo un culebrón podemita

El secretario político de Podemos, número dos de la organización, abogó por ser «una fuerza anfibia», esto es, «tan útil en la calle como en las instituciones» en las que gobierna y en las instituciones en las que, aunque no gobierne, pueda fomentar una mayoría alternativa a la del PP.

Ahondó en esa visión al asegurar que si el PSOE le da una «abstención vergonzante» al Partido Popular para que siga en la Moncloa, Podemos, «por desgracia», no tendrá fuerza para impedirlo, pero sí para «mover cosas» durante una legislatura que ha augurado que será «corta» y «nada sencilla» para el previsible nuevo ejecutivo de Mariano Rajoy.

Errejón, defiende un Podemos que se pegue a los colectivos sociales, y a su vez, que lleve sus demandas a las instituciones. «Y no es respeto de tiempo, es militancia política», ha sentenciado, esta es una de las principales diferencias con los Pablistas.

Echenique cree que el «sentido profundo» del tuit de Iglesias es no convertir el debate «en una dicotomía de símbolos»

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ve como «pequeñas pullas», que él personalmente nunca se tomaría a mal, los cruces de mensajes entre pablistas y errejonistas, el último a cuenta del gesto de la «V» de victoria y el puño en alto.

Pablo Iglesias publicó el pasado domingo un mensaje en Twitter en el que decía que «todos los símbolos tienen memoria y, como el futuro, su corazón es antiguo. Solo los mediocres piensan que la historia nació con ellos».


El mensaje venía acompañado de dos imágenes: una de la activista estadounidense Angela Davis con el puño en alto, gesto que Iglesias utiliza habitualmente, y otra del que fuera primer ministro británico Winston Churchill con los dedos de la mano haciendo la «V» de victoria, como suele hacer Errejón.

Pequeñas pullas

«Yo como no puedo levantar la mano no me meto en esos líos, por eso se me pidió que fuera secretario de Organización», bromeaba Echenique, que cree que el «sentido profundo» del tuit de Iglesias es no convertir el debate «en una dicotomía de símbolos», así como un llamamiento a que no se «simplifiquen» las discusiones internas.

En una entrevista en Antena 3, recordó cómo Scully y Mulder «se picaban» entre ellos en los casos que investigaban e incluso se percibía cierta «tensión sexual» entre ellos, aunque luego hacían buen equipo como hacen, a su juicio, Iglesias y Errejón.

Así, restó importancia a las diferencias de «tono» entre ambos, al igual que existen entre él mismo y otros dirigentes de Podemos como Carolina Bescansa. «Todo el mundo lo ha visto por la tele y las diferencias son claras», ha remarcado.

¿Peleas irreconciliables?

Por su parte, el dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero se refirió también a esta polémica al lamentar que los medios de comunicación estén «inventando peleas irreconciliables dentro de Podemos» y tratar de «distraer» a la formación de la «tercera restauración» que, ha dicho, están «gestando» entre otros las empresas del IBEX, el PSOE y el PP o la Casa Real.

«El sistema, que ya ha intentado casi todo lo posible en el ámbito occidental, le queda solamente intentar la división (en Podemos). Algo en lo que siempre ha colaborado el campo progresista», añade Monedero.

En cualquier caso advierte a su propio partido: «el peor enemigo que cada cual tiene somos nosotros mismos», señala. Y añade que por eso «donde se la juega Podemos es en seguir conviviendo».

Además, el pasado lunes 17 de octubre, Iglesias escribía en su Twitter oficial que quería cerrar la polémica «con humor», algo que por lo que hemos podido ver en las declaraciones de este martes en el Congreso no ha podido cumplir.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD