Programas del domingo
Cultura invertirá 420.000 euros para atajar las humedades en la villa romana de Camarzana de Tera

Cultura invertirá 420.000 euros para atajar las humedades en la villa romana de Camarzana de Tera

03 marzo, 2023
|
Actualizado: 03 marzo, 2023 18:36
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

La Consejería de Cultura, Turismo y Deporte prevé una inversión total de 420.000 euros para acabar con los problemas de acumulación de agua y humedades, así como para la restauración de los mosaicos y la reparación de los daños detectados, en la villa romana de la localidad zamorana de Camarzana de Tera.

Esa fue el principal anuncio dado hoy por el consejero de Cultura, Gonzalo Santonja, durante su comparecencia en la Comisión de Cultura, Turismo y Deporte en las Cortes de Castilla y León, donde abordó las obras previstas no solo en el complejo romano zamorano sino en las esculturas situadas en el exterior de la iglesia de Santa Marta de Tera.

En relación a la villa romana de Camarzana de Tera, Santonja desveló que el objetivo principal de la investigación realizada en los últimos meses ha sido “investigar por dónde entraba el agua al yacimiento durante las inundaciones torrenciales y por qué causa”, concluyendo que la presencia de humedad en el yacimiento “puede estar generada, de forma muy sintética, por su acceso desde el subsuelo, por la falta de efectividad de la envolvente y por el mal estado de la red de saneamiento del municipio”.

Concluida la investigación, se pudieron ya realizar intervenciones de urgencia como el cegado del colector antiguo de saneamiento como “causante de las filtraciones más importantes”, para lo que se invirtieron 5.566 euros, y se plantearon otras inmediatas como la limpieza y control del crecimiento biológico de plantas y algas como “medida cautelar”, trabajo por una empresa especialista en restauración de Bienes Culturales que costará 13.000 euros.

Pero además, se plantean otras intervenciones como el drenaje para dar salida a las aguas colgadas de la zona norte, el saneamiento y la renovación de la cubierta y de las edificaciones medianeras para solucionar las filtraciones de agua, y la mejora de la acera en el encuentro con el edificio mediante el levantamiento del pavimento y de la solera más próxima al muro exterior del yacimiento, con una inversión de 230.000 euros entre proyecto y obras.

A ello queda unir otros 60.000 euros contemplados para la reforma del colector de saneamiento próximo al yacimiento, que como reconoció Santonja necesita de la “implicación de la administración municipal para la realización de esta obra”, y otros 48.000 euros para “corregir las entradas de agua y restaurar los mosaicos de toda la villa”, así como para “reparar los daños detectados y recuperar la imagen”.

Finalmente, quedarían los trabajos de conservación por una empresa especializada en restauración de bienes culturales, cuya inversión prevista es de 3.600 euros anuales, y las labores de comprobación de la eficacia de la intervención llevada a cabo, para comprobar esta capacidad de evaporación ‘natural’ a través de la monitorización higrotérmica y la instalación de sensores de temperatura y humedad de registro continuo en el espacio y sobre el pavimento.

Esculturas de Santa Marta de Tera

También se refirió Santonja al proyecto para detener el deterioro de la piedra por factores intrínsecos del material y por factores externos, “fundamentalmente atmosféricos”, como la incidencia directa del agua, el sol y las oscilaciones térmicas, en la escultura de Santiago Peregrino, en el exterior de la iglesia de Santa Marta de Tera, que el consejero consideró necesario extender al conjunto de tres apóstoles “colocados a la intemperie en las portadas norte y sur” de la iglesia, por formar “una unidad conceptual, artística y material”.

Santonja reveló que las fisuras y daños de las esculturas “no han sufrido una progresión alarmante en los últimos noventa años”, aunque esto “no significa que no presenten daños importantes que requieren una consolidación in situ” a través de trabajos de conservación y restauración, la modificación de las condiciones de exposición, la adopción de medidas de seguridad mediante cámaras o sistemas de vigilancia pasiva, y el cumplimiento de un programa de conservación preventiva.

Noticias Relacionadas: