PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cultura presenta AR&PA Territorio tras aplazar la Bienal Ibérica de Patrimonio

Más de 50 actividades presenciales y 'on line' en Castilla yLleón, Francia, Italia y Portugal

La XII Bienal Ibérica de Patrimonio Cultural AR&PA no se celebrará este año, como inicialmente estaba previsto, y se retrasará hasta finales de 2021, según anunció hoy el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega. La situación sanitaria ha llevado al Gobierno regional a adoptar la decisión, y a preparar un programa alternativo para el próximo semestre, que bajo el nombre ‘AR&PA Territorio’ servirá de preámbulo para la próxima edición, ofreciendo más de medio centenar de actividades, presenciales y online, que tendrán lugar en las nueve provincias de la Comunidad, además de acciones puntuales que tendrán lugar en Francia, Italia y Portugal.

“No queremos renunciar a este encuentro, aunque no podrá realizarse en su formato habitual de feria, congreso y actividades hasta 2021”, apuntó el consejero, antes de desgranar la programación de ‘AR&PA Territorio’, que contará tiene vocación de “descentralización” y contará con un presupuesto propio al margen del del certamen, que asciende a 853.000 euros.

El conjunto de actividades hoy presentadas contempla una veintena de exposiciones, que irán acompañadas en cada caso de visitas didácticas, talleres participativos o conferencias, para difundir “aspectos poco conocidos del patrimonio cultural”, como el arqueológico o el minero, además de bienes como el trasaltar de la Catedral de Burgos, el Monasterio de Santa María de Rioseco a orillas del río Ebro, en el escondido Valle de Manzanedo, en Las Merindades de Burgos.

Además, las actividades culturales y didácticas, jornadas técnicas y de difusión, supondrán más de la mitad de la programación de ‘AR&PA Territorio’. Entre ellas destaca la conmemoración que se hará en agosto en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria de la inclusión de los grabados de arte rupestre de Siega Verde por la Unesco como patrimonio mundial; la celebración de un encuentro de ‘Creadores y protagonistas del patrimonio cultural inmaterial’ que tendrá lugar en octubre en el Museo Etnográfico de Castilla y León, con sede en Zamora; o el proyecto ‘Resiliencia del patrimonio’, que tendrá lugar en noviembre mediante la creaciónd e una plataforma digital.

También está prevista la participación en el Salone Dell’Arte e del Resturo de Florencia (Italia) en octubre, la exposición ‘Las estaciones del arte poaleolítico de Coa y Suega Verde’ llegará al Pole d’interpretation de la Préhistorie en Francia, la muestra ‘León, Castilla y Bogoña: Lazos fraternos en la Abadía de Cluny’ estará en la abadía borgona los meses de julio y agosto, y el Museo de Coa en Portugal albergará en septiembre la exposición ‘Los sitios de arte paleolítico de Coa y Siega Verde en el contecxto del Valle del Duero’.

La web patrimoniocultural.jcyl.es recoge en su totalidad el conjunto de actividades planificadas para acercar, “desde distintas vertientes, con innovadoras perspectivas y con miradas transversales, la diversidad del patrimonio cultural y su papel en la educación y en la consolidación de una Europa de los ciudadanos, tal y como promueve el Consejo de Europa”, según apuntó Ortega.

‘AR&PA Territorio’ incide, según señaló en declaraciones recogidas por Ical, en una de las estrategias de la Consejería para esta legislatura, que pasa por “prestar servicios culturales de calidad en el medio rural”, con el objetivo de involucrar a los ciudadanos en el reconocimiento, valoración y disfrute de su patrimonio cultural.

“Castilla y León cuenta con un importante patrimonio cultural, que en su mayoría se encuentra en áreas rurales o periféricas y con baja densidad de población. Estas características deben marcan las políticas de actuación de la Junta, considerando la capacidad de generar empleo de calidad por el patrimonio cultural, pues está basado en recursos competitivos y no deslocalizables, y su papel como herramienta clave para fijar población, crecer y desarrollarse”, concluyó antes de afirmar que esta apuesta “pone en valor nuestro rico patrimonio y potencia nuestra marca Castilla y León”.