Vídeo: ¿Cumplirá Carmena el código ético de Ahora Madrid?

Vídeo: ¿Cumplirá Carmena el código ético de Ahora Madrid?

20 junio, 2017
|
Actualizado: 20 junio, 2017 15:13
|

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha dicho que los concejales del Ayuntamiento Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer «ya están tardando» en dimitir, pues tienen una «ocasión excelente» para demostrar su compromiso «contra la corrupción y a favor de la regeneración democrática».

En la rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno, Cifuentes se ha referido a la investigación judicial contra ambos concejales, por supuesta malversación de fondos, y ha expresado su deseo de que, en cumplimiento del código ético de Ahora Madrid, su dimisión «se produzca en las próximas horas».

Según la querella presentada por el PP, Sánchez Mato, Mayer y la exconsejera delegada de Madrid Destino Ana Varela encargaron ‘a dedo’ dos informes externos de 50.000 euros para denunciar el convenio de gestión del torneo Open de Tenis sin el conocimiento de la alcaldesa, Manuela Carmena, que luego los destituyó del consejo de administración de la empresa pública.


Según Cifuentes, la renuncia de los imputados «es un imperativo del código ético de Podemos», y ha añadido que «si no se produjera su renuncia voluntaria, esperamos que Carmena tome cartas en el asunto; ella, que dice que un político imputado debe dimitir».

«Confío en que el cese o dimisión (de Sánchez Mato y de Mayer) se produzca en las próximas horas; de no ser así se vería que el discurso de Podemos es vacío y carente de contenido», ha dicho Cifuentes.

Ha agregado que el PP exigirá que se lleve a cabo la renuncia de todos los imputados, la de todos los partidos, también en Podemos, máxime cuando son dos ediles con responsabilidades de Gobierno.

Los tres investigados pusieron en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción que podría haber malversación en los contratos suscritos por el equipo de Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón y los organizadores del Open de Tenis, una denuncia que la alcaldesa de Madrid calificó como un «error».


La denuncia se presentó con base en dos informes privados por los que Madrid Destino pagó 100.000 euros, después de que tres estudios municipales descartasen irregularidades en dichos contratos.

Noticias Relacionadas: