Programas del domingo
El cupo vasco, una desigualdad entre españoles: recibirá más de lo que aporta al Estado

El cupo vasco, una desigualdad entre españoles: recibirá más de lo que aporta al Estado

20 noviembre, 2017
|
Actualizado: 20 noviembre, 2017 13:23
|
PUBLICIDAD

El Congreso de los Diputados debate este martes la nueva Ley del Cupo Vasco, que será aprobada el jueves, marcando la desigualdad entre españoles.

El acuerdo entre Gobierno y PNV, contrapartida por la aprobación de los presupuestos del 2017, contará con el voto en contra de Ciudadanos y Compromís.

Más de 4.500 empresas españolas, afectadas por el pacto entre PP y PNV

Según publica el diario El Mundo, esta nueva norma hará que la región reciba aún más dinero del que está aportando al Estado. Esto se viene dando ya en los últimos años, aunque ahora la diferencia será más pronunciada. En 2015, por ejemplo, el País Vasco desembolsó 1.139,4 millones y recibió otros 1.421 en concepto de devolución de IVA. Así, ese año recibió 300 millones más de los que aportó, y teniendo en cuenta la cifra base establecida para los próximos cinco años -1.300 millones- la contribución será incluso menor.

Ciudadanos y Comprmís, en contra

El portavoz de Economía y Hacienda de Compromís en el Congreso, Ignasi Candela, ha anunciado que los cuatro diputados de este partido votarán en contra de la nueva ley del concierto económico y del cupo vasco, por “fomentar la desigualdad” y “ser contrario a la equidad”.

Albert Rivera ha cargado contra el «cuponazo» vasco -esta semana se aprueba el nuevo concierto y el nuevo cupo vasco en lectura única- al entender que es un «amaño» que perjudica a la mayoría de los españoles.

Ciudadanos será el primer partido de la historia en votar en contra del cupo, ha recalcado Rivera, quien ha esgrimido que son los ciudadanos los que tienen derechos «no las piedras», refiriéndose a los derechos históricos que aducen los defensores del régimen especial que tienen Euskadi y Navarra.

Juan Carlos Girauta, portavoz en el Congreso de Ciudadanos, ya puso en un aprieto a principios de noviembre al ministro de Hacienda Cristóbal Montoro en la sesión de control.

«El País Vasco tiene la segunda renta per cápita más alta de España, está claro que le aprovecha el mercado integrado, lo que yo celebro muchísimo porque la prosperidad hay que celebrarla. Eso sí, a quien le aprovecha debe participar en la solidaridad interterritorial y la igualdad entre todos los españoles, ¿Cómo cree el Gobierno que la nueva ley del cupo vasco garantice la igualdad entre los españoles?».

El cupo vasco

El País Vasco, junto a Navarra, gozan de un régimen fiscal propio desde el siglo XIX, un derecho que de igualarse al resto de España el Estado registraría déficit estructural en esta partida. La Constitución, por su parte, reconoce estos derechos y permite a las diputaciones forales de las provincias vascas recaudar sus propios impuestos, de manera que los ciudadanos vascos no pagan sus tributos a la Agencia Tributaria, sino que el dinero se queda en la Comunidad Autónoma.

El Cupo Vasco costará a las arcas públicas del Estado 444 millones solo en 2017. En concreto, se pagarán 1.300 millones al País Vasco, y esta Comunidad Autónoma dará 956 millones por los costes de las competencias no transferidas al Gobierno autonómico, como infraestructuras (aeropuertos, puertos, ferrocarriles), defensa y representación exterior.

El Cupo Vasco se calcula cada cinco años, tras una negociación bilateral entre el Gobierno central y el autonómico. La última fue aprobada en 2007 y lo establecía en 1.525 millones anuales. Ahora los cinco diputados del PNV costarán un total de 4.000 millones hasta 2021, un montante exagerado para un representación parlamentaria tan minoritaria en el Congreso.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD