El Cupo vasco, un truco de magia fruto del pacto entre Montoro y el PNV

El Cupo vasco, un truco de magia fruto del pacto entre Montoro y el PNV

23 noviembre, 2017
|
Actualizado: 23 noviembre, 2017 10:34
|

Ángel de la Fuente, uno de los mayores expertos en balanzas fiscales, ha asegurado que el cálculo del cupo vasco realizado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se basa en cifras que aparecen por arte de «magia».

El director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) y un experto en financiación autonómica ha rechazado la normativa técnica que se utiliza para calcular la nueva Ley del Cupo Vasco para el período 2017-2021 presentada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras el pacto con el PNV. «En la Constitución no se dice que las diputaciones vascas tengan un derecho histórico a hacer mal las cuentas«, ha asegurado en una entrevista a El Mundo, donde afirma que las Diputaciones vascas deberían pagar mucho más al Estado por materias como el Ejército o la política exterior.

Según sus propios cálculos, aunque no da cifras, País Vasco debería abonar más del doble de los 1.300 millones calculados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Asimismo, ha cargado contra las cifras que se han descrito en un anexo de la ley ya que aparecen «mágicamente».

«Esta ley, al igual que las anteriores, infravalora lo que las diputaciones vascas tendrían que pagar al Estado y por tanto perpetúa el perjuicio al Estado», ha asegurado el economista, quien rechaza así la defensa del PNV, el PP y el PSOE sobre el cupo vasco, quienes aseguran que esta norma está registrada en la Constitución. En esta línea, De la Fuente matiza: «Lo que está en la Constitución, y hay que aceptar mientras ésta no se cambie, es el sistema de Concierto, pero el problema más importante no es el Concierto sino el cálculo del Cupo y el ajuste a consumo del IVA. En la Constitución no se dice que las diputaciones vascas tengan un derecho histórico a hacer mal las cuentas». «La nueva ley, al igual que las anteriores, infravalora lo que tendrían que pagar y peretúa el perjuicio al Estado», ha afirmado.

País Vasco, en virtud de la ley de Cupo, tiene que abonar una cantidad anual al Estado por competencias no transferidas. El pacto entre PP y los nacionalistas vascos señala que el montante es de 1.300 millones, 250 millones menos que en la norma anterior de 2007. Para este experto, no hay razón técnica que sustente este montante: «Es un acuerdo fundamentalmente político revestido a posteriori con un armazón técnico».

Para argumentar que se trata de un criterio político y no técnico, ha considerado que la falta de «números» en la normativa «y los que hay no se sabe muy bien de dónde salen». «Con las leyes de 2002 y 2007, hace unos años, intenté calcular el coste de las competencias estatales no transferidas al País Vasco, como exige la ley del Concierto, y el resultado no tiene nada que ver con lo que aparece por arte de magia en el Anexo de la Ley del Cupo. Segundo, en el caso del proyecto actual, la cifra final es parecida a la que había, pero algo más favorable al País Vasco». En conclusión, «el resultado no parece a primera vista consistente con como han evolucionado las variables relevantes desde la ley anterior pero sí lo sería con una negociación partiendo de la situación anterior».

 

.
Noticias Relacionadas: