Difuenden las imágenes de Maestre y Errejón cuando tuvieron que declarar frente al juez

Difuenden las imágenes de Maestre y Errejón cuando tuvieron que declarar frente al juez

31 mayo, 2017
|
Actualizado: 31 mayo, 2017 15:00
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tendrá que acudir en persona a la Audiencia Nacional el próximo 26 de julio para testificar en el juicio de Gürtel y no podrá hacerlo, como había pedido, por videoconferencia, porque así lo ha decidido el tribunal.

Los dirigentes de Podemos no han tardado en aprovechar la oportunidad de que Rajoy tenga que testificar en un juicio para criticarlo y pedir su dimisión. Es por ello que las redes han recordado cuando Rita Maestre o Íñigo Errejón tuvieron que presentarse también ante el juez.

Iñigo Errejón ironizó tras la decisión del tribunal con un vídeo casero en el que aseguraba que «no habrá plasma esta vez».


Tras su ataque en Twitter a Rajoy no tardó en hacerse viral la fotografía de su declaración a través de videoconferencia en un juicio por un contencioso interno de Podemos. De la misma forma declaró Carolina Bescansa y Gloria Elizo.

El auto redactado por el juez Julio de Diego rechaza además el argumento de Rajoy de que desplazarse hasta San Fernando de Henares comportaría un despliegue importante de recursos públicos, ya que «el tribunal no acierta a entender en qué consiste ese despliegue importante únicamente por el hecho de tener que desplazarse el testigo 18 kilómetros hasta la citada localidad».

Sobre las razones de seguridad aducidas, el tribunal reprocha a Rajoy que no explica cuáles serían esas medidas que tendrían que tomarse ni añade «mayor motivación o aclaración del porqué de dicha afirmación».

«El tribunal tampoco comprende esta manifestación cuando la sede de la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares cuenta con mayores garantías que las que pueden ofrecer otras sedes empresariales o institucionales de la Comunidad de Madrid, sedes donde el testigo ha protagonizado actos y reuniones en otras ocasiones», añade el auto.

La Audiencia Nacional, abundan los jueces, tiene mucha más seguridad «que las existentes en mercados y otros foros populares donde el testigo también ha protagonizado encuentros con los ciudadanos en campañas electorales».

Finalmente, la sala descarta el argumento de la apretada agenda del presidente y, si bien «no duda» de su intensa actividad institucional, «ello no es óbice para su comparecencia precisamente en función de su agenda».

«Además, el tiempo empleado será el mismo de una manera o de otra», añade sobre la posibilidad de que lo haga a distancia.

Rajoy ha asumido la decisión al señalar en Portugal que está «a lo que dispongan los tribunales», mientras desde el PP se ha trasladado el mensaje de que el partido recibe la noticia con «normalidad absoluta», aunque siga opinando que era «perfectamente posible» que el presidente hubiese declarado por videoconferencia.

Miembros del Ejecutivo como la ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal han admitido su extrañeza por la decisión judicial, dado que hay precedentes en los que sí se ha permitido la videoconferencia, y ha habido quien ha recordado así que el expresidente de la Generalitat Artur Mas pudo hacerlo con ese método en el juicio por el asalto al Parlament en 2011.

 

.
Noticias Relacionadas: