Dos ministros de Maduro, a  prisión por la corrupción de PDVSA

Dos ministros de Maduro, a prisión por la corrupción de PDVSA

01 diciembre, 2017
|
Actualizado: 01 diciembre, 2017 18:57
|

La investigación por casos de corrupción en la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), la principal empresa del país, que dirige el fiscal general, Tarek Saab, llevó a prisión a dos exministros de Petróleo y exjefes de la compañía, Nelson Martínez y Eulogio del Pino.


Tanto Martínez como Del Pino estuvieron en la jefatura de PDVSA y en la cartera petrolera durante este año, pues en agosto pasado el presidente Nicolás Maduro decidió hacer un intercambio en los cargos de estos funcionarios.

Maduro decidió nombrar entonces presidente de PDVSA al que hasta ese momento era ministro del Petróleo, Nelson Martínez, y puso al frente de esta cartera a Del Pino, que hasta esa fecha fue jefe de la petrolera.

«Durante la tarde del día de ayer y la madrugada del día de hoy» se desarrollaron «una serie de aprehensiones» por los casos de corrupción de la industria petrolera PDVSA y se detuvo a «Eulogio del Pino y Nelson Martínez, ambos expresidentes de PDVSA y exministro de Petróleo», dijo Saab en rueda de prensa.

En 2013 Martínez, fue nombrado presidente de Citgo, la mayor filial de PDVSA que opera en EEUU cargo que ocupó hasta enero de este año cuando fue nombrado ministro de Petróleo.

Precisamente ha sido detenido por su «presunta vinculación con la firma del contrato de refinanciamiento de deuda de la empresa Citgo Petroleum Corporation sin contar con el beneplácito del Ejecutivo» cuando se desempeñaba como su presidente.

Por lo acontecido con Citgo, fueron arrestados la semana pasada el presidente de esta empresa, José Ángel Pereira Ruimwyk, y otros cinco directivos de la compañía.

Según Saab, estos detenidos señalaron que Martínez tenía conocimiento del contrato.

Del Pino, por su parte, fue presidente de PDVSA desde febrero de 2015 hasta agosto pasado cuando pasó a encargarse de la cartera de Petróleo y su detención tiene que ver con su paso al frente de la estatal petrolera.

Se le acusa de ser responsable «en las tramas de corrupción de Petrozamora», otra filial de PDVSA, en la que se perdieron 15 millones de barriles «tasados en centenares de millones de dólares».

El caso Petrozamora fue desvelado el pasado septiembre y entre las irregularidades detectadas está el «incumplimiento de acuerdos, acciones de sabotaje, disminución sin explicación de suministro de gas», una investigación por la que han sido detenidos 16 gerentes y funcionarios de PDVSA.

«En el caso de Del Pino se le vincula con la alteración intencional de cifras fiscalizadas de producción de crudo desde 2014 al 2017 cuando estaba en la Dirección Ejecutiva de Exploración y Producción Oriente de PDVSA», añadió.

Los exministros fueron detenidos por la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) e imputados por los delitos de «peculado doloso propio, concierto de funcionario público con contratista» y asociación para delinquir.

Martínez, además, está acusado de «legitimación de capitales y asociación para delinquir», mientras que Del Pino está imputado también por «incumplimiento al régimen de seguridad de la nación» y «uso indebido de sistemas de información y daños a la industria petrolera».

El fiscal destacó que estas «son investigaciones de carácter preliminar» que «deben apuntar hacia (…) una conclusión durante el propio proceso penal en marcha».

Saab -que desde que fue designado en el cargo por la ANC ha dicho que luchará contra la corrupción y acabará con la impunidad- también informó de que 65 gerentes de la estatal petrolera han sido detenidos en este semestre por corrupción.

Entre ellos se cuentan directivos de Citgo y de empresas locales ligadas a la industria como Petrozamora, Petropiar, Bariven, la Corporación Venezolana de Petróleo y la Faja Petrolífera del Orinoco.

Saab señaló que ayer fueron detenidos 15 gerentes más y que, del total de 65, al menos 16 desempeñaban «altos cargos» en la principal industria de Venezuela.

«Nosotros estamos haciendo un trabajo por adecentar PDVSA», dijo el fiscal, que expresó su agradecimiento al «apoyo incondicional» de Maduro a estas investigaciones.

El presidente venezolano prometió esta semana «una gran limpieza» para acabar con las «sanguijuelas» y las «mafias» a las que acusa de ser responsables de la caída de la producción en PDVSA, que en octubre bajó por primera vez en 28 años de los 2 millones de barriles diarios producidos, según datos de la OPEP.

Maduro nombró el pasado domingo al frente de la compañía al mayor general Manuel Quevedo, que no tiene experiencia en el sector energético y es el primer militar en dirigir esta empresa vital para las arcas del Estado.

.
Noticias Relacionadas: