Draghi insta a completar la unión bancaria y a combatir el desempleo joven

Draghi insta a completar la unión bancaria y a combatir el desempleo joven

07 abril, 2016
|
Actualizado: 07 abril, 2016 0:00
|

Lisboa, 7 abr.- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, urgió hoy a los gobiernos europeos a que completen la unión bancaria y demandó medidas políticas para frenar el desempleo joven y evitar que se cree «una generación perdida».

En el discurso que pronunció en Lisboa, en la reunión del Consejo de Estado portugués, Draghi explicó que contar con una unión bancaria «a largo plazo» no se trata de «un lujo» y sí de «una necesidad para que Europa pueda florecer».

«Aunque tenemos la generación mejor educada de la historia, los jóvenes están pagando actualmente un alto precio por la crisis. Esto daña la economía, porque a estos jóvenes se les impide desarrollar su potencial», lamentó el presidente del BCE.

Puso como ejemplo Portugal, donde «todavía en nuestro días», cerca de un tercio de la fuerza de los jóvenes no logra empleo.

«Para evitar la creación de una generación perdida tenemos que actuar rápidamente. La actual recuperación económica necesita de una acción política más determinada de los gobiernos y parlamentos», juzgó.

El responsable del BCE aseguró que la institución que dirige, con sede en Fráncfort, ya ha hecho su parte con medidas como la bajada del tipo de interés en 5 puntos básicos, hasta situarlo en el 0 %, con el fin de que los bancos concedan créditos al sector privado.

Entre los desafíos, apuntó el mercado de trabajo, aún burocrático y poco flexible en países como Portugal, como uno de los aspectos que deben mejorarse.

«Debe mejorarse su funcionamiento con la meta de que pueda adaptarse a cambios bruscos o estructurales», indicó Draghi.

Antes de asistir a la reunión del Consejo de Estado, Draghi participó en un almuerzo ofrecido en el Palacio presidencial de Belém por el presidente luso, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, al que también acudió el primer ministro, el socialista António Costa, el ministro de Finanzas, Mário Centeno, y el gobernador del Banco de Portugal, Carlos Costa.

El máximo responsable del BCE fue invitado por Rebelo de Sousa a la primera reunión del Consejo de Estado desde su llegada al cargo, a principios de marzo. EFE

Noticias Relacionadas: