Draghi no ve burbujas financieras por el agresivo estímulo monetario del BCE

Draghi no ve burbujas financieras por el agresivo estímulo monetario del BCE

15 abril, 2016
|
Actualizado: 15 abril, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Washington, 15 abr.- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, insistió en que la institución mantendrá el agresivo estímulo monetario para combatir la baja inflación en la zona euro, y descartó que estas medidas hayan generado burbujas en los mercados financieros.

«Confiamos en que la muy expansiva política monetaria ofrecerá más respaldo a la recuperación de la zona euro y acelerará el regreso a los niveles de inflación que consideramos adecuados para nuestro objetivo», dijo Draghi en su discurso ante el Comité Monetario y Financiero del FMI dentro de la asamblea del organismo, que se celebra en Washington.

En su informe de «Perspectivas Económicas Globales» divulgado esta semana, el organismo dirigido por Christine Lagarde ha apuntado que el BCE hace «lo adecuado» para impulsar el bajo crecimiento de la zona euro, que calcula en un 1,5 % para este año.

Draghi reconoció que las medidas de estímulo «a lo largo de un extenso periodo de tiempo pueden tener consecuencias no intencionadas para algunos sectores, como un exceso de toma de riesgos y precios de activos mal alineados».

Sin embargo, el presidente del BCE indicó que «no vemos actualmente evidencia de excesos en el comportamiento de los bancos y las valoraciones de los precios de los activos».

Por ello, remarcó que en «el contexto actual es crucial que el BCE asegure que el ambiente de baja inflación se arraigue en efectos secundarios sobre los salarios y los precios».

De hecho, reconoció que la inflación en la zona euro «es probable que muestre tasas negativas en los próximos meses antes de repuntar más tarde en 2016», como consecuencia del «sustancial» impulso monetario y la evolución proyectada de los precios de la energía.

La tasa de inflación interanual en la zona euro se situó en marzo en el 0 %.

Dentro de su política de estímulo, el BCE bajó en marzo su tasa de interés rectora, que cobra a los bancos por refinanciarse a una semana, hasta el 0 %, y cobra a los bancos un 0,40 % por sus depósitos a un día en la entidad monetaria.

Además, el BCE compró en 2015 deuda pública y privada por valor de 60.000 millones de euros mensuales y en marzo decidió que, a partir de abril de 2016, comprará por hasta 80.000 millones de euros. EFE

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD