PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Efuneraria, una funeraria online para gobernarlas a todas

El momento en el que se pierde a un ser querido suele ser muy difícil y todos sus allegados suelen estar demasiado afectados como para poder tomar decisión alguna pero, al tiempo, también es importante el poder despedirse bien y, sobretodo, siguiendo los pasos que haya podido indicar el difunto. Los servicios funerarios pueden quedar un poco grandes para una persona que nunca los haya requerido, y es aquí donde efuneraria.com resultaría de gran ayuda como comparador de estos servicios, así como de precios. La gran ventaja de esta empresa es que ofrecen sus servicios para toda España. Es decir, que el asesoramiento funerario está garantizado y, por lo tanto, la burocracia en el fallecimiento, también.

PUBLICIDAD

Hay que tener en cuenta que el mero hecho de tener que buscar una funeraria ya puede ser algo complejo porque si se echa un vistazo a la cantidad de funerarias en España que hay en este momento se podrá comprobar que el número es bastante alto. El contar con una web donde se pueden encontrar funerarias por ciudades y con un servicio urgente, siempre facilitará las cosas. Una de las cuestiones que habrá que tener presente desde el minuto uno es si el fallecido contaba o no con un seguro funerario. De ser el caso, lo más probable es que también dejara claro cuáles eran sus deseos. Habrá ocasiones en los que se requerirá de un traslado de difuntos o, incluso de la repatriación de los mismos. Servicio para el que Efuneraria también asesora y guía. Además, no todo el mundo desea lo mismo para ese día. Un funeral con su entierro era de lo más tradicional hace años pero la incineración o la cremación también son opciones viables hoy en día.

Contar con apoyo es fundamental

Al ser momentos difíciles el saberse en manos de expertos que harán todo con la máxima profesionalidad es quitarse un peso de encima y poder, al menos en eso, descansar y no sumar una preocupación más. Desde Efuneraria incluso cuentan con una guía de lo más útil para saber cómo proceder de la mejor manera posible y estos son sus pasos más destacados.

PUBLICIDAD
  • Saber lo que desea el difunto. La idea es tratar este asunto con la mayor naturalidad posible, incluso cuando no se prevé un fallecimiento (como puede ser por enfermedad, accidente o, simplemente, por una elevada edad) Se sabe, por ejemplo, que hay una serie de documentos que habrá que tener preparados. No es que haya que hablar de estos temas a diario, pero el dejarlo claro una vez servirá para hacerlo todo como esa persona quería y no tener la carga de intentar adivinar qué hubiese sido lo mejor. El hablar de temas como pueden ser las creencias religiosas o la postura que se tiene ante la donación de órganos puede hacer todo un poco más llevadero.
  • Pasos siguientes a la defunción. Aquí sí que se notará (y mucho) cuando todo se tiene previamente preparado porque por mucho que se trate de mantener la compostura suelen ser momentos donde estar la mente fría resulta casi imposible por lo que tener una guía o unos pasos a seguir servirá de apoyo. Por supuesto, hay que certificar la defunción, una persona (y mejor que sólo sea una) será la encargada de tomar las decisiones y de llamar a la funeraria. Habrá que avisar a los familiares y amigos (aunque esto bien lo puede hacer otra persona más) y, por supuesto, habrá que hacerse cargo de los familiares que pueda tener a su cargo así como reunir todos los documentos que se puedan precisar.
  • La funeraria. Habrá que estar en contacto con ellos para dejar claro qué tipo de servicio se desea y para organizar toda la ceremonia. No hay que apurarse con esto pero tampoco se puede dejar al margen por lo que mejor ponerse a ello cuanto antes. En este tipo de empresas están acostumbrados a tratar con personas que lo están pasando mal por lo que apoyarte en ellos y pedir consejo no les resultará extraño y puede venir bien. Si se nota que todo está sobrepasando un poco no hay problema por pedir ayuda. Los familiares y los amigos seguro que están dispuestos a estar ahí para lo que pueda hacer falta.
  • Después del funeral. Aunque parezca que ya ha pasado todo tan sólo será un momento de inflexión y, sin lugar a dudas, volverá a haber momentos difíciles. Una vez más, tener una lista con los pasos a seguir puede ser de mucha ayuda. Algunas cosas podrán esperar, como es el caso de las cartas de agradecimiento (si es que se quieren hacer) porque la gente lo entenderá pero hay otros trámites que conviene no dejar para mucho más adelante como es solicitar la partida de defunción, acudir a un notario (por el testamento y la herencia), solicitar el certificado de actos de última voluntad u otra serie de trámites administrativos como dar de bajas seguros médicos o cuentas bancarias.

En definitiva, efuneraria.com es un servicio funerario innovador en el que conseguirás asesoramiento integral y atención funeraria para hacer menos complicado pasar por momentos tan difíciles como el fallecimiento de un ser querido.