PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mauricio Macri, presidente de ArgentinaMauricio Macri, presidente de Argentina.

El aborto, el pago de Argentina por el rescate del FMI

“Aborto es FMI y FMI es aborto”. Así se expresaba el cura argentino Pepe di Paola una semana antes de que Argentina recibiera 50.000 millones del organismo dirigido por Christine Lagarde.

Pepe di Paola, conocido en el país como “el Padre Pepe”, afirmó el pasado mes de mayo que “el FMI impone como condición legalizar el aborto para acceder al préstamo”. Tan solo una semana después, Argentina recibía el préstamo y siete días más tarde se aprobaba la ley de la despenalización del aborto.

Según asegura este cura, “en los escritos de su fundación encontramos los mismos argumentos que hoy encontramos en la Argentina”. El aborto, definido como el mayor genocidio de la historia, está “inspirado y promovido por el FMI”, según afirmó a Urgente24.com.

El Padre Pepe vinculaba la iniciativa legislativa que cumplen los proyectos de ley que suponen distintos grados de despenalización del aborto en el marco de las negociaciones entre Mauricio Macri, presidente de Argentina, y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Todo ello, en apenas dos meses para recibir el rescate y hacer frente a los pagos de deuda y poder seguir acudiendo al mercado de dólares y obtener financiación.

Rockefeller controla el FMI e impone el aborto

“Nuestros barrios necesitan propuestas de vida digna y una sociedad que proteja a los más débiles, no que los descarte como residuos patológicos”, había considerado Di Paola, quien ha señalado los apellidos de multimillonarios, como Rockefeller, quienes controlan el organismo. “Desde su fundación ha apoyado, promovido y financiado las campañas pro aborto en el mundo entero, incluyendo a nuestro país”, ha asegurado Di Paola sobre Rockefeller.

“No es inocente que este año se instale el aborto desde la política para acercarse a aquel que lo promueve en todo el mundo: el Fondo Monetario Internacional”, había denunciado dos semanas antes de que el aborto fuera despenalizado en Argentina, al tiempo que vio contradicciones entre los diputados. “Los veo preocupados y manifestándose contra el FMI y al mismo tiempo inclinándose a aprobar una de sus mayores exigencias, el aborto, para controlar quién nace y quién no en los países que deben acatar sus normativas”, como la izquierda peronista y radical.

“Aborto es sinónimo de FMI, le guste o no al mundo conservador que no ve con malos ojos que los pobres tengan la menor cantidad de hijos o que no los tengan, y también al mundo pseudo progresista que levanta las banderas de una presunta libertad de las mujeres para disponer de su cuerpo aunque sabe que este genocidio es inspirado y promovido por el FMI”, ha asegurado.

El Banco Mundial exige el aborto a cambio de incrementar los préstamos

Pero no es el único organismo que exige el aborto a cambio de ingentes cantidades de dinero. El ex presidente del Banco Mundial Robert McNamara llegó a afirmar que una vez estuvo en ese cargo “planteó aumentar los préstamos a los países pobres del tercer mundo bajo fuertes condicionamientos, uno de ellos, nada más y nada menos que el aborto”.

“Poco sabe el FMI del amor de nuestras mujeres por el hijo que llevan en sus entrañas, incluso en circunstancias duras, difíciles”, ha asegurado, quien puso de ejemplos a la Madre Teresa y Eva Duarte de Perón, ambas defendían la vida aun en los momentos más difíciles y nunca se apartaron un centímetro de sus convicciones”. “Fondo Monetario Internacional es aborto y hay diputados que quieren lo que ya se da en nuestras Islas Malvinas usurpadas por el Imperio británico, donde se estableció una base de la OTAN y donde el aborto es libre, seguro y gratuito”, ha afirmado.