Programas del domingo
El Ayuntamiento de Salamanca congela impuestos y tasas municipales

El Ayuntamiento de Salamanca congela impuestos y tasas municipales

23 diciembre, 2022
|
Actualizado: 23 diciembre, 2022 13:07
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

El Ayuntamiento de Salamanca confirmó este viernes en sesión extraordinaria del pleno municipal la congelación, por noveno año consecutivo, de los impuestos, tasas y precios públicos que afectan al municipio. Una consideración que, sin embargo, no comparte la oposición que ve en la actualización del 8,7 por ciento en la tasa del suministro de agua potable, en función del IPC, un “cabezazo y estacazo” a los salmantinos. Tampoco gusta, en líneas generales, la decisión de aplicar una reducción del diez por ciento en las tarifas por la colocación de las terrazas, a petición de la Asociación de Empresarios de Hostelería.

Los calificativos más contundentes, como los citados, corresponden al concejal socialista Marcelino García, quien añadió que esta actualización de la tasa por el suministro de agua potable es “consecuencia del gravísimo error de privatizar servicios públicos esenciales como el agua, las basuras, el transporte público o las piscinas”. En total, 29 concesiones que le cuestan diez millones de euros anuales a los salmantinos, según sus datos.

Lejos de comprar la congelación de impuestos, García calificó la propuesta del equipo de Gobierno, aprobada de facto con los votos de PP y Ciudadanos, de “subida histórica” de la presión fiscal. “Es una barbaridad que en pleno incremento de precios suban el agua casi un nueve por ciento y nos digan que no pueden hacer nada”, añadió, incidiendo en que “son los servicios más utilizados por los salmantinos y el Ayuntamiento tiene remanente para hacer frente a las posibles bajadas de ingresos”. Así, acusó a los responsables municipales de preocuparse más “de lo estético que de los vecinos” y de exponer un propuesta “paupérrima “en términos de política fiscal.

En esencia, el Grupo Municipal Socialista reivindicó la progresividad impositiva en aquello que depende del Ayuntamiento. “No pueden pagar los mismo impuestos los que más tienen y los que menos, se ha que atender a la equidad. La política fiscal deber ir más allá del mero fin recaudador”, explicó, acusando además al equipo de Gobierno de tener sin ejecutar el 66 por ciento de las inversiones previstas en las cuentas municipales, lo que “perjudica a la economía fiscal.

Además, tal y como hicieron el concejal no adscrito, Ricardo Ortiz, y las concejalas de Podemos e Izquierda Unida, reunidas en el Grupo Mixto, Carmen Díez y Virginia Carrera, García cargó contra la reducción de un por ciento en las tarifas por la colocación de las terrazas, a petición de la Asociación de Empresarios de Hostelería. “Sí que hacen caso a una determinada asociación empresarial y les bajan las cuotas un diez por ciento. Pero la economía salmantina no es solo la hostelería, también hay empresas, pymes, autónomos y familias”, zanjó.

Datos irrebatibles

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Fernando Rodríguez, quien además es concejal de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Salamanca, fue el encargado de dar la réplica en la sesión plenaria, con el apoyo, eso sí, del concejal de Ciudadanos, Juan José Sánchez, y destacó que, “por noveno año consecutivo”, quedan congelados los impuestos, tasas y precios públicos municipales, así como “tarifas tan importantes como la del transporte urbano”. Así, “se mantienen o se reducen los cinco impuestos municipales y las personas con menor capacidad económica seguirán beneficiándose de las bonificaciones”.

“Esto son los datos, los hechos y son irrebatibles. La izquierda se empeña en desconocer la realidad y además pretende retorcerla acusando de afán recaudador a un gobierno municipal que viene congelando impuestos nueve años e incrementando las bonificaciones. Los más chocante de este vano intento es que lo protagonicen los mismos partidos que conforman el Gobierno de España, que aprovecha la subida de las materias primas para recaudar más dinero abrasando con impuestos a los cuidadnos. No es afán, es voracidad recaudatoria”, sentenció Rodríguez.

Además, el portavoz ‘popular’ se mostró sorprendido porque a sus rivales políticos les parezca “escandaloso” que se actualicen tarifas en función del IPC, lo que, según sus cifras, ronda los ocho euros al año en el caso del agua y unos dos en el caso de la depuración, mientras “se sube a los españoles entre 400 y 500 euros por el mero hecho de que Sánchez se haya negado a actualizar el IRPF en función de la inflación, lo que repercute en el Ayuntamiento”.

Sobre el impuesto de las terrazas, Fernando Rodríguez explicó que el Ayuntamiento mantiene programas de apoyo a sectores “muy importantes” de la economía salmantina, como el comercio y la hostelería, pero su impacto quedará “prácticamente anulado” por las nuevas tasas establecidas por la instalación de terrazas. “Al contrario que ustedes, nosotros no vemos a los empresarios como adversarios, sino como aliados necesarios para el progreso económico de la ciudad”.

En último término, el concejal de Economía y Hacienda rebatió el resto de acusaciones vertidas por el concejal socialista y recordó que Salamanca es la capital en la que más obra se ha licitado, 31 millones, más que en Valladolid, León y Burgos, “gobernadas por el PSOE”. Finalmente, negó que los tipos impositivos municipales no sean equitativos. “Todos los impuestos son progresivos. Paga más quien más capacidad tiene. No diga usted lo que no es verdad”, concluyó.

Durante la votación, PP y Ciudadanos dieron su apoyo a las modificaciones planteadas en las ordenanzas municipales, mientras que el PSOE votó en contra de todas ellas. Podemos e Izquierda Unida mostraron su oposición a la mayoría de las diez sometidas a votación y se abstuvieron en otras. El diputado no adscrito prefirió abstenerse y solo votó en contra en la referida a las terrazas, igual que el resto de la oposición.

Noticias Relacionadas: