El bodeguero Carlos Moro ve en la «innovación y transformación» la clave del sector vitivinícola

El bodeguero Carlos Moro ve en la «innovación y transformación» la clave del sector vitivinícola

24 marzo, 2022
|
Actualizado: 24 marzo, 2022 20:17
|

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, consideró hoy que la Bodega Emina (Valbuena de Duero, Valladolid) “es todo un referente” para el sector, tras conocer el proyecto Emina Emoción, que apuesta por la sostenibilidad, con el fin de elaborar vinos de excelencia apostando por la innovación, la digitalización y el cuidado del medio ambiente.  

Según informó la bodega en un comunicado, Planas puso en valor que desde sus inicios ha apostado por la innovación como uno de sus principales motores de desarrollo. También, subrayó que el vino que se elabora sabe a territorio, innovación, sostenibilidad, integración social, igualdad, eficiencia y cultura.

En ese sentido, el presidente y fundador de Bodega Emina, Carlos Moro aseguró que “la única vía para ganar en competitividad, rentabilidad, eficiencia y crecimiento en el escenario actual, cada vez más exigente desde el punto de visto medioambiental y de adaptación al cambio climático, es a través de la transformación de los productos agrarios y a través de los productos innovadores”. «Todo empieza por las prácticas enológicas y Bodega Emina aplica ya desde 2022 un sistema de producción ecológica o integrada”, añadió.

Fundada en 2004, Bodega Emina, ubicada en Valbuena de Duero, en plena Ribera del Duero, apuesta por la sostenibilidad como una actitud y un concepto establecido en su filosofía. Desde sus inicios en 2005, se convirtió en el primer Centro Integral de Desarrollo Sostenible de una bodega en el mundo, gracias a la construcción modélica en te?rminos medioambientales y de sostenibilidad de su Centro de Interpretación Vitivinícola Emina (CIVE), que apuesta por el mínimo consumo, el máximo aprovechamiento de todos los productos y coproductos.  

En 2010, se convirtió en la primera empresa española en certificar el cálculo de la huella de carbono de uno de sus vinos, Emina Verdejo, obteniendo la certificación de AENOR.  En el año 2015, en Bodega Emina se realizó un aumento en la infraestructura de la estación depuradora de aguas residuales y se mejoró su eficiencia, mientras en 2017, en invirtió en paneles fotovoltaicos alcanzando una producción energética de total de 480 kW.  

En 2018, el centro Emina Ribera implantó con éxito tres nuevos certificados de AENOR que acreditaban su compromiso con el medio ambiente, la sostenibilidad y la calidad. La bodega obtuvo en ese año los certificados de Gestión Ambiental según la norma ISO 14001, Huella de Carbono con la ISO 14064; y del esquema Wineries for Climate Protection (WfCP), elaborado por la Federación Española (FEV).

En 2021, se incorporó a la International Wineries for Climate Action (IWCA), un grupo de trabajo colaborativo que aborda el cambio climático mediante estrategias innovadoras de reducción de las emisiones de carbono. En la actualidad, da nombre y apellido a este compromiso a través del proyecto Emina Emoción, que cuenta también con el lanzamiento de un nuevo vino de autor, que coge su nombre del propio proyecto. 

El vino Emina Emoción es el testigo de todos los valores de calidad y sostenibilidad de la marca, y los transmite de la mejor forma que una bodega pueda hacer, llevando a los consumidores la emoción de un vino excelente.   

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: