El CAC, 61,5 millones desde 2008 y con salarios por encima de Rajoy

El CAC, 61,5 millones desde 2008 y con salarios por encima de Rajoy

01 diciembre, 2017
|
Actualizado: 01 diciembre, 2017 16:10
|

ÁLVARO J. MEDINA. El Consejo Audiovisual de Cataluña, CAC, es el órgano político encargado de vigilar las emisiones de las televisiones en Cataluña, para muchos unos comisarios políticos. Ha costado 61,5 millones desde 2008 y tres de sus seis miembros son afines al independentismo, incluido su presidente cuyo voto vale doble en caso de empate.

Su fin es «velar por el cumplimiento de la normativa aplicable a los prestadores de servicios de comunicación audiovisual, tanto los públicos como los privados», según afirma en su web, pero la realidad es que sus últimos informes no están exentos de polémica y han mantenido dividida a los 6 miembros de la cúpula con derecho a voto.

Según la propia web, «el CAC tiene como principios de actuación la defensa de la libertad de expresión y de información, del pluralismo, de la neutralidad y la honestidad informativas, así como de la libre concurrencia en el sector«. No obstante, sus criterios no están exentos de polémicas, más cuando en la mayoría de sus resoluciones hay votos particulares contrarios a sus propios dictámenes, como ha ocurrido recientemente con una emisión en el canal público infantil de TV3.

Daniel Sirera, miembro del CAT por el PP, afirmaba que el espacio InfoK del Canal Super3 (TV3) vulneraba varios puntos de la guía editorial y del manual del uso libre de estilo que rigen en todos los medios autonómicos públicos catalanes. En concreto, enumeraba que los medios de la Coorporación de Medios Audiovisuales de Cataluña deben difundir información contrastada y fiel a la realidad, explicada de forma clara, exacta y precisa». Asimismo, cree que el espacio enfocado para niños vulneró también los principios de neutralidad, imparcialidad e independencia, así como los de objetividad y equilibrio informativo. También se ha incumplido, a su juicio, el principio de rigor informativo.

Según su argumento, el informativo infantil comenzaba hablando sobre que en 2006 el Parlamento catalán va a querer cambiar el Estatuto de Autonomía de Cataluña y que va a costar mucho «ponerse de acuerdo» para encontrar un texto que satisfaciera a todo el mundo, aunque en mayor o menor medida. «Finalmente se va a conseguir», aseguraban, sin explicar que hubo votos en contra del texto. El espacio infantil proseguía con el Estatuto: «Hasta que el grupo de jueces más importante de España va a decidir pararlo. Van a cambiar el texto y van a recortar los poderes. Esta decisión va a hacer enfadar a muchos catalanes». No obstante, el informativo no explica que este grupo de jueces -el Tribunal Constitucional- es quien tiene la potestad de señalar si un Estatuto de Autonomía contiene artículos que son o no constitucionales y que va a anular los artículos que no encajan en la Carta Magna.

En ese mismo InfoK se afirmaba que «el Parlamento de Cataluña aprueba una ley para celebrar el referéndum del 1 de octubre. No todos los diputados están de acuerdo, pero los que lo quieren son mayoría». Sin embargo, obviaron decir que está ley se aprobó saltándose la Constitución y el Estatuto de Autonomía, la opinión de los Abogados del Parlamento catalán y el criterio del Consejo de Garantías Estatutarias. Tampoco explicó que el Tribunal Constitucional anuló la ley del referéndum por considerarla ilegal. Es decir, no se trata de una opinión del Gobierno de España, tal y como apuntaba el informativo infantil, sino que existe una interlocutoria del Constitucional que prohíbe celebrar el referéndum. Este es el voto particular de Sirera:

Esta solo es una de las 52 discrepancias que registra el CAC. Antes de la entrada de Loppacher apenas había desacuerdos. El voto de calidad de Loppacher ha decidido una decena de acuerdos desde 2015.

Quién es quién en el consejo del CAC y sus sueldos

Este órgano político, ya que sus miembros son elegidos por los partidos con representación en la Cámara catalana, es el CAC. Sus miembros son Roger Loppacher i Crehuet, presidente; Salvador Alsius Clavera, vicepresidente; Daniel Sirera Bellés, consejero secretario; Carme Figueras i Siñol, consejera; Yvonne Griley i Martínez, consejera; Eva Parera i Escrichs, consejera; y Maria Teresa Martí i Castro, secretaria general.

Los salarios del CAC superan al de Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

Roger Loppacher es presidente del CAC desde 2012 gracias a los apoyos de CiU y PP. Cobra 110.623,80 euros anuales, según las cuentas de 2016. Sustituyó a Ramon Font, que dimitió del cargo para facilitar la renovación del organismo. Loppacher es ex mano derecha de Artur Mas, ex presidente de la Generalitat, imputado por el referéndum del 9-N y busca el dinero para pagar la fianza de 5,2 millones de euros por ese motivo. También es próximo a David Madí (Barcelona, febrero de 1971) quien para muchos es el hombre que movía a Artur Mas en busca de la independencia.

En su Currículo Vitae no aparece ningún cargo en empresa privada. No obstante, sí tiene una larga trayectoria a costa del contribuyente durante la etapa de Jordi Pujol. Fue jefe de los Servicios Jurídicos de la Consejería de Política Territorial y Obras Públicas, también ha pasado por la Dirección General de Transportes, por el área jurídica de la Consejería de Salud, donde llegó a ser jefe de Gabinete del Servicio Catalán de Salud. Asimismo, fue subdirector del area jurídica de Educación, y secretario general de las Consejerías de Gobernación e Interior. Todo ello entre 1991 y 1999. Entre 2002 y 2003 llegó a ser director general de Medios Audiovisuales, para llegar a ser vicepresidente de la matriz de TV3 entre 2008 y 2012. Asimismo, es profesor asociado de Derecho Administrativo de la Pompeu Fabra.

Salvador Alsius Clavera ha pasado por distintos medios de comunicación, como Diario de Barcelona, el semananario El Món, presentador en TVE y TV3, realizador de un magazine en Cataluña Radio. Ha llegado a ostentar el Premio Ciudad de Barcelona. Ha sido profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona desde 1976 a 1983,y de la Pompeu Fabra, entre 1992 y 2014. Su especialidad es la ética en el periodismo. Su sueldo alcanza los 105.061,88 euros anuales.

En una entrevista a El País, Alsius Clavera afirmaba que «parece evidente que no todos los consejeros responden al perfil que han de tener los miembros del Consejo según su ley». De hecho, la normativa antes de la llegada de Artur Mas a la presidencia establecía que los miembros del CAC «son elegidos entre personas de prestigio reconocido y contrastado y con experiencia profesional en el sector audiovisual, y que ofrecen garantías plenas de independencia». Sin embargo, en 2015 llegaba un revés desde la mismísima Comisión Europea y de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia: En el CAC «no tienen normas concretas que definan si los miembros tienen la cualificación o la experiencia profesional requerida». De hecho, el propio Alsius lo admitía: «También está politizado, y mucho, el uso constante que quiere hacerse del CAC desde determinados sectores políticos, poniendo en cuestión de manera sistemática sus actuaciones, especialmente cuando se trata de poner en entredicho las actuaciones de los medios públicos catalanes».

Daniel Sirera, la voz del PP en el CAC y percibe un salario de 105.061,88 euros. Ha sido regidor en el Ayuntamiento de Barcelona y llegó a ser diputado en el Parlamento autonómico. Asimismo, fue designado senador en representación de la Generalitat. Sirera llegó a ser presidente del PPC antes de la llegada de Alicia Sánchez-Camacho.

Carme Figueras, afín al PSC y 105.061,88 euros al año, es miembro del CAC desde 2010. Su trayectoria profesional ha estado relacionada siempre con la política. Fue concejal en el Ayuntamiento de Molins de Rey, diputada en el Congreso y en el Parlamento autonómico. Asimismo, fue consejera de Bienestar Social y Familia en 2006, con Pascual Maragall y su tripartito al frente de la Generalitat. Desde el 30 de julio de 2010 está en el CAC.

Yvonne Griley i Martínez, militante de CDC desde 1992 y otros 105.061,88 euros, fue apoyada tanto por la extinta CiU como por ERC para ser nombrada consejera del CAC.Sustituyó a Esteve Orriols en febrero de 2014. Su designación fue polémica ya que se produjo sin debate previo en la Cámara y sin que se sepa qué grupos la han avalado. La votación fue electrónica y secreta y obtuvo 101 votos favorables (22 en contra y 5 abstenciones). Dada la composición política entonces, la suma de 101 solo salía con CiU y ERC. Fue directora general de Política Lingüística entre enero de 2011 y enero de 2013.

Eva Parera i Escrichs, afín a la extinta UDC y 105.061,88 euros anuales, partido que presidió el ahora socialista Ramon Espadaler. Esta consejera del CAC fue una de las que se opuso a definir como «libertad de expresión» la quema de la Constitución en el programa estrella de TV3, Els Matins -Las Mañanas-. La periodista Empar Moliner cogió un ejemplar de la Carta Magna y le prendió fuego en directo, sin que ninguno de los presentes se quejara. El CAC, en su dictamen, afirmó: «Se constata en la acción comunicativa la ausencia de cualquier pretendida exclusión de la vida pública de un sector social o de personas determinadas». «El discurso y la escenificación se sitúa en el marco de la opinión que ampara el ejercicio de la libertad de expresión en un contexto satírico», afirmaba el órgano. En los votos particulares a esta resolución se criticaba la “información sesgada, manipulada y dramatizada para presentar el TC como un «organismo perseguidor de los catalanes» que «actúa bajo la directriz de determinados intereses políticos».

Maria Teresa Martí i Castro, afín a Artur Mas y con 95.288,62 euros anuales, ha pasado toda su trayectoria profesional viviendo de la Administración desde la época de Jordi Pujol a la de Artur Mas, e incluso con la etapa del tripartito del PSC. Su último cargo fue el de secretaria en Agricultura entre 2010 y 2012.

El CAC cuesta a los catalanes 61,5 millones desde 2008

Con la llegada de los recortes, este consejo se redujo el sueldo un 15% en el caso del presidente y del 10% para el resto de miembros. No obstante, todos ellos cobran más que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Los consejeros no reciben ningún tipo de dieta mientras ejercen, ni tampoco tienen derecho a indemnización por cese en el cargo.

El Presupuesto del CAC llega a superar los 5,4 millones de euros. Solo entre los miembros de la cúpula alcanzan casi el 10% del total del Presupuesto, una suma que alcanza los 509.914,22 euros anuales. Desde 2008, el CAC ha costado a los catalanes 61,5 millones de euros.

Presupuesto del CAC desde 2008 a 2015. En 2016 la cifra alcanzó los 5,2 millones de euros

El CAC hizo la vista gorda con el referéndum ilegal y los movimientos de la Policía descritos en Els Matins

sí se ha pronunciado en los últimos días sobre asuntos relacionados con la pornografía en internet, su presencia en la Diada, la cobertura del terremoto de México o los atentados de Barcelona y Cambrils. Pero nada ha dicho sobre las posibles presiones que la campaña del 1-O puede provocar en los medios de comunicación.

Para el CAC, las referencias vertidas en Els Matins de Cataluña Radio, dirigido por Mònica Terribas, sobre movimientos de vehículos policiales en las carreteras y autopistas catalanas no vulneraron ninguna normativa. Dos miembros del CAC solicitaron el análisis de las manifestaciones hechas por la conductora del programa.

La petición pedía analizar si las manifestaciones de la periodista vulneraban o no el libro de estilo de la CCMA, tanto con respecto a una supuesta interferencia
en la tarea policial o como un supuesto efecto de imitación. A juicio del CAC, la actuación del programa de Terribas respondía a la «actualidad política» en el marco de un espacio informativo. En este sentido, afirman que «no relacionan los desplazamientos con ninguna operación policial concreta, por lo que no se puede inferir la existencia de interferencias en las actuaciones de los cuerpos de seguridad, y se dirigen explícitamente a colectivos profesionales como taxistas o transportistas y, por tanto, a personas que por razón de su profesión circulan por vías de comunicación en Cataluña». Según el Acuerdo del CAC, los contenidos emitidos por Cataluña Radio no eran constitutivos de delito penal alguno.

Las últimas sanciones del CAC

Entre las últimas actuaciones del CAC se registran acciones contra la pornografía infantil. En concreto se denunció hasta 8 contenidos de Internet que promovían las relaciones sexuales con niños. Todos estos contenidos se podían visualizar en plataformas como YouTube y de intercambio de archivos. Según el CAC, varios contenidos, en formato de manual, daban consejos prácticos para practicar la pedofilia, como los lugares idóneos donde se podían encontrar menores.Desde el 2015, se han retirado un total de 34 contenidos de Internet denunciados por el CAC por ser perjudiciales para los usuarios, especialmente para los menores.

Las empresas que gestionan las plataformas YouTube, SlideShare y Yumpu han retirado 8 contenidos de Internet (6 vídeos y 2 presentaciones) que promovían relaciones sexuales con niños, después de que el mes de septiembre el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) los denunciara. Algunos de los contenidos, que tenían el formato de manual, daban consejos prácticos para practicar la pedofilia, como la edad mínima de los niños, los procedimientos de actuación y los lugares idóneos donde se pueden encontrar menores sin riesgo de ser detectados. El Consejo denunció ante la Fiscalía de Menores un total de 18 contenidos, todos accesibles en abierto en Internet, y, en paralelo, se dirigió a las empresas proveedoras de Internet para que los retiraran.

En su informe asegura que uno de los canales retirados por Youtube era en «lengua castellana» y contenía tres vídeos breves que fomentaban la pedofolia. El canal tenía como objetivo la promoción de la pedofilia y buscaba personas y perfiles afines a este delito.

La última sanción del CAC data de septiembre de 2016. En aquel entonces el CAC abrió un expediente sancionador a El Punt Avui TV por no emitir bastante programación de proximidad. La multa recibida fue de 12.001 euros.

Asimismo, ha iniciado procedimientos sancionadores contra cuatro canales de televisión sin licencia por emitir esoterisme en horario protegido. Asimismo, ha hecho lo propio contra 10 radios y televisiones que operaban sin licencia y emitían contenidos contrarios a la normativa. La empresa sancionada fue Infraestructura y Gestión 2002, SL, por emitir contenidos esotéricos dentro de la franja de protección infantil. Según el CAC, esta sociedad explotaba sin licencia hasta cuatro canales de televisión a Tarragona -66.1, 66.2, 66.3 i el 66.4-. Este procedimiento se abrió a finales de julio de 2013.

Noticias Relacionadas: