El caos del Ingreso Mínimo Vital: Llegó solo al 40% de sus potenciales beneficiarios en 2021 y se rechazaron el 73% de las solicitudes

El caos del Ingreso Mínimo Vital: Llegó solo al 40% de sus potenciales beneficiarios en 2021 y se rechazaron el 73% de las solicitudes

19 julio, 2022
|
Actualizado: 19 julio, 2022 12:44
|

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) calcula que el ingreso mínimo vital (IMV) solo había llegado a 31 de diciembre de 2021 al 40 % de sus beneficiarios potenciales, unos 284.000 hogares de un total de 700.000 que podrían llegar a cubrirse con un coste anual de 2.800 millones.

Según la AIReF, existen unos 400.000 hogares españoles que pudiendo recibir el IMV todavía no lo han solicitado. Es un fenómeno «sorprendente», que el organismo justifica «por la compleja gestión de este tipo de prestaciones».

La presidenta, Cristina Herrero, ha añadido que el IMV tiene aún «mucho recorrido» para convertirse en un elemento potente para luchar contra la pobreza y ha propuesto, entre otras cosas, que se estudien con detalle las solicitudes rechazadas, que suponen el 73 % de las 1,5 millones registradas y que se suelen denegar por criterios de renta, patrimonio o unidad convivencia.

Herrero ha destacado que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones realiza un ejercicio continuo de análisis y evaluación del IMV del que se van derivando mejoras normativas encaminadas a llegar a más hogares con derecho a percibir la prestación.

En este sentido, ha valorado que el IMV sea una de las pocas políticas públicas que se someten a una evaluación continua.

El director de la división de Evaluación de la AIReF, José María Casado, ha señalado que los hogares que no solicitan el IMV poseen algún tipo de renta, porque trabajan o perciben prestaciones por desempleo, y suelen tener unos ingresos en torno a los 430,27 euros mensuales.

Según ha explicado, los hogares que no lo piden son aquellos que obtendrían un incremento de renta más limitado en caso de ser beneficiarios del IMV.

Si estuviera plenamente implementado, el IMV ampliaría la cobertura de los programas de rentas mínimas de las comunidades autónomas en cerca de 250.000 hogares y mejoraría la situación de más de la mitad de los hogares que ya tenían derecho a la renta autonómica, incrementando la cantidad que podrían recibir.

Por esta razón, el IMV tiene una mayor penetración en comunidades autónomas con programas de rentas mínimas más limitados. 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: