PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Theresa May, primera ministra británica

El decálogo de May en un Brexit blando: la banca no podrá operar en la UE

Theresa May ha obtenido el respaldo de su Gobierno para mantener estrechos vínculos comerciales con la UE una vez se produzca la ruptura entre Reino Unido y la Europa común. Habrá así un Brexit blando, un acuerdo que está fortaleciendo de nuevo a la libra.

PUBLICIDAD

La libra recoge el optimismo del mercado a este nuevo escenario, ya que el más probable hasta ahora era un ruptura total y sin acuerdos entre Reino Unido y la Eurozona. El gabinete de May ya ha rubricado el acuerdo de una nueva «zona de libre comercio» entre Reino Unido y la UE, con regímenes aduaneros similares y misma regulación para productos industriales y agrícolas.

De esta forma, May solo trata de salvar su mercado no financiero,  ya que la banca no podrá operar en la UE desde Reino Unido.

Se inicia así una nueva etapa en las negociaciones entre Reino Unido y la UE para sentar las bases de un ruptura amistosa, un acuerdo que permitiría a Reino Unido mantener su soberanía económica sin sobresaltos con la UE, ya que desde Bruselas se han llegado a pronunciar mensajes durísimos en las negociaciones. «Ahora todos debemos movernos al ritmo de negociar nuestra propuesta con la UE para entregar el futuro próspero y seguro que todo nuestro pueblo merece», ha señalado May en un comunicado.

PUBLICIDAD

Tras las dimisiones en el Gobierno de May junto con la caída de su liderazgo, la primera ministra británica ha tomado las riendas para iniciar un nuevo camino inexplorado, pero el principal negociador del Brexit de la UE, Michel Barnier, ya ha dado la bienvenida al acuerdo. No obstante, aún hay muchos puntos que negociar, ya que la UE no puede tratar como a un miembro de los 28 a Reino Unido.

Estas son las bases del nuevo acuerdo para el Brexit

1.- Una nueva zona de libre comercio entre la UE y la UE que establece un «reglamento común» para productos industriales y productos agrícolas. Esto facilitará el flujo de comercio de bienes entre el Reino Unido y la UE, pero tiene la desventaja significativa para los partidarios del Brexit de atar al país a las regulaciones europeas.

2.- El Parlamento británico será libre de rechazar las nuevas normas de la UE sobre los productos importados, pero esto tendrá consecuencias para el nivel de acceso que tendrán las empresas del país al mercado europeo.

3.- Los servicios financieros perderán el acceso al mercado de la UE, y los nuevos acuerdos «no replicarán los regímenes de pasaportes de la UE»
Reino Unido buscará flexibilidad regulatoria para los servicios, de acuerdo con el plan, que no hace mención de una propuesta anterior de «reconocimiento mutuo» de regulación financiera

PUBLICIDAD

4.- El gobierno de Estados Unidos intensificará los preparativos para el fracaso de las negociaciones Brexit y una salida «sin trato»

5.- El nuevo régimen aduanero hará que el Reino Unido cobre los aranceles de la UE para «eliminar la necesidad de controles y controles aduaneros entre el Reino Unido y la UE como si fuera un territorio aduanero combinado».

6.- Los tribunales de Reino Unido darán «debida consideración» a las sentencias del Tribunal de Justicia Europeo sobre el comercio de bienes, pero será necesario establecer un nuevo trabajo conjunto entre los jueces británicos y europeos.

7.- La libre circulación de personas terminará, pero el gobierno propone un nuevo «marco de movilidad» para que los europeos puedan viajar para postularse para trabajar y estudiar oportunidades en el Reino Unido.

8.- Nueva área de libre comercio asegurará un ambiente comercial «justo» con «fuertes compromisos recíprocos relacionados con el comercio abierto y justo», que incluye acuerdos sobre ayuda estatal y cooperación entre los reguladores de competencia británicos y europeos

9.- Área de libre comercio con reglas aduaneras coordinadas resolverá el tema más espinoso de las negociaciones: cómo evitar una frontera dura entre el Reino Unido e Irlanda. La próxima semana, el gobierno de May establecerá las políticas en su totalidad, en un llamado «libro blanco» que se dice que se extiende a más de 100 páginas.

10.- Reino Unido mantendrá altos estándares de regulación en las emisiones del medio ambiente al empleo, reconociendo una demanda clave de la UE de que el Reino Unido no debería intentar socavar el bloque mediante la reducción de la regulación