El economista De Margarida prevé una «disminución del consumo y de la inversión»

El economista De Margarida prevé una «disminución del consumo y de la inversión»

18 noviembre, 2022
|
Actualizado: 18 noviembre, 2022 13:22
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

El presidente del Colegio de Economistas de Valladolid, Palencia y Zamora (Ecova), Juan Carlos De Margarida, consideró hoy en Palencia que “el decrecimiento económico traerá consigo una disminución del consumo de las familias, una caída generalizada de la inversión productiva, de la creación de empleo, y de la viabilidad de las empresas”. Lo hizo antes de inaugurar una jornada con Iberaval sobre las fuentes de financiación. 

En este sentido, De Margarida declaró que “las empresas prevén un final del 2022 y un 2023 con graves problemas de abastecimiento de las materias primas, el endurecimiento de las condiciones financieras, el retraso de los fondos europeos con una paralización de inversiones y proyectos, junto con la llegada de una recesión a causa de las interrupciones de las cadenas de suministros y del suministro del gas, a lo que se añade una subida sin parangón de los precios de la energía, hacen que la inestabilidad e incertidumbre en el ámbito empresarial sea patente y notoria”.

En la jornada también participó el director general de Iberaval, Pedro Pisonero, quien manifestó: «No hay duda de que vamos a seguir ayudando a pymes, autónomos y emprendedores castellano y leoneses, como tampoco debe haberla en torno a que para obtener el apoyo de Iberaval la esencia está en acudir a nuestras sedes con un proyecto viable”.

Preguntado sobre los respaldos públicos a las pymes, Pisonero puso de manifiesto que “el respaldo de las administraciones, como la Junta de Castilla y León, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), resulta clave para que cientos de pymes, que obtienen de manera finalista esos recursos que permiten bonificar precios, puedan afrontar inversiones, necesidades puntuales de tesorería o hacer crecer sus negocios”. En este sentido, Pisonero aseguró que “al igual que en la crisis de 2008 y años sucesivos, Iberaval no cerró el grifo del crédito y, en la actual situación, tampoco lo va a hacer”.

Se trata, dijo, de una jornada sobre financiación de empresas en la que destacó que es “muy importante el sistema de referencia debido a la situación de incertidumbre tan grande que existe en estos momentos”. Así, manifestó que “a nivel socioeconómico tenemos una inestabilidad completa económica y fundamentalmente también social porque existe una incertidumbre tanto en el ciudadano como las propias empresas para invertir y también para a la hora de tener dinero en un momento determinado”.

“Entonces son momentos muy determinantes en donde instituciones como Iberaval en este caso y las fuentes de financiación que están dando los gobiernos autonómicos y el Gobierno nacional estén bien dirigidas dentro de las propias empresas para poder solventar y estabilizar ante una situación de tanta incertidumbre en todos los sistemas empresariales”, indicó.

Asimismo, entendió que “es cierto que los gobiernos autonómicos y el Gobierno nacional se encuentran en una situación macroeconómica muy débil en donde existen unas variables del gasto que están realizando y también toda la situación de falta de credibilidad de muchas de las cuestiones de lo que están realizando en estos momentos están haciendo que el consumidor y las empresas desconfían de alguna de las formas y eso no es bueno ante una situación de incertidumbre económica”. 

Por tanto, resaltó que “lo más importante ahora es dar una credibilidad de todo lo que se está realizando” y “una seguridad en todo”. “Al final es importante que las empresas, que yo creo que siguen haciéndolo, sigan invirtiendo y sigan apostando por el crecimiento de sus empresas y de su actividad económica fundamentalmente porque tienen que adaptarse a la transición verde y a la transición digital que viene de Europa a través de los fondos europeos”, concluyó.

Finalmente, De Margarida indicó que “ante estas realidades, las empresas deben anticiparse a las situaciones inflacionarias y de decrecimiento económico, donde la búsqueda de eficiencia en el ámbito financiero sea determinante para sortear la inestabilidad económica proyectándose ante un futuro donde la transición verde y digital sean la base de la calidad de vida de las nuevas generaciones”.

Noticias Relacionadas: