PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Metanero atracado en el terminal de la planta de regasificación de Cartagena

El gas natural, el paso necesario para una movilidad más sostenible

A día de hoy es la única solución disponible para el transporte pesado

Según los datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el transporte supone el 28% de la demanda de energía final mundial y el 23% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2). En concreto, Europa concentra más de la mitad de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y el 13% de la contaminación que se registra a nivel mundial.

En este contexto, el gas natural, se sitúa a día de hoy como la única solución disponible para el transporte pesado, tanto terrestre como ferroviario, y, especialmente, marítimo. El gas permite reducir como mínimo un 20% las emisiones de CO2 y elimina prácticamente el 100% de las partículas contaminantes y SOx (óxidos de azufre) y en un 95% los NOx (óxidos de nitrógeno).

Gracias a los proyectos de sustitución de combustibles tradicionales por gas natural licuado (GNL) en el transporte marítimo en los que Enagás está participando, se evitará la emisión de entre 2 y 4 millones de toneladas de CO2 hasta 2030. En concreto, Enagás coordina junto a Puertos del Estado las iniciativas CORE LNGas hive y LNGHIVE2 para el impulso del GNL en el transporte marítimo. Estos proyectos han movilizado ya inversiones de más de 138 millones de euros.

También en el ferrocarril, el gas natural supone una tecnología desarrollada que puede implantarse y permite una reducción de los costes de combustible de hasta un 50% con respecto al diésel. Enagás participa, en el marco de la hoja de ruta acordada con Renfe, en el desarrollo de varios proyectos de trenes impulsados por GNL en líneas de mayor dificultad de electrificación. Uno de ellos es el primer piloto en Europa de tren impulsado con gas natural licuado en Asturias.

La compañía también busca soluciones innovadoras para la transición energética a través de su programa Enagás Emprende. Entre su portfolio de startups, apoya a Gas2 move, centrada en el impulso de la movilidad con gas natural.

El papel de los gases renovables

El compromiso de Enagás con los objetivos de descarbonización y el proceso de transición ecológica es total. Por ello, también apuesta por el desarrollo de proyectos de gases renovables como el biogás/biometano y el hidrógeno verde, con los que contribuye tanto a la economía circular como a la reducción de emisiones.

Los gases renovables serán, en el medio y largo plazo, un vector energético fundamental y una solución real para lograr los objetivos de movilidad sostenible. Su uso está desarrollado a nivel de producción, suministro y uso, y además es viable económicamente. Una de sus principales ventajas es que las infraestructuras gasistas existentes ya están preparadas para ser utilizadas sin necesidad de realizar inversiones adicionales relevantes.

En concreto, en el ámbito del hidrógeno verde, Enagás ha presentado a la Unión Europea la iniciativa Green Crane, cuyo objetivo es posicionar a España como hub logístico de esta fuente de energía renovable en Europa y que opta a incluirse como IPCEI (Proyecto Importante de Interés Común Europeo).

También en este escenario, Enagás coordina el proyecto Eco-net, cuyo objetivo es el desarrollo en España de 15 estaciones de repostaje de gas natural licuado (GNL) vehicular y una de hidrógeno, y que ya cuenta con el apoyo de la Comisión Europea. Asimismo, la energética también participa en la iniciativa Power to Green Hydrogen, que promueve la construcción de una planta de generación de hidrógeno verde en la isla de Mallorca a partir de energía renovable para abastecer a una flota de autobuses de transporte público.