El Gobierno, el que más gana con la subida de la luz, un bien de primera necesidad que paga un 26% de impuestos directos

El Gobierno, el que más gana con la subida de la luz, un bien de primera necesidad que paga un 26% de impuestos directos

07 septiembre, 2018
|
Actualizado: 07 septiembre, 2018 17:23
|

Sánchez e iglesias dicen que han pactado bajar el IVA a productos de primera necesidad, pero no hablan nada de la luz, un bien básico para la vida cotididana de las personas. Y es que el más gana con la subida de la luz es el propio Gobierno por los dos impuestos que soporta el recibo de la luz.

El verdadero problema del recibo de la luz son los impuestos y eso, en un gobierno más partidario de que el dinero donde mejor esta es en las arcas del Estado para derrochar y no en el bolsillo de los ciudadanos para consumir, parece difícil que vaya a cambiar, por mucho que se hable de atender a los más vulnerables, que aunque tengan derecho a un bono social siguen pagando en su recibo dos impuestos: el de la electricidad y del IVA máximo del 21%.

Y es que este ejemplo habla por si sólo. De un recibo de 97,93 euros mensuales, correspondiente a una familia numerosas de cinco miembros, se paga más en impuestos que por consumo de energía. De esos 97,83, 55,99 va a para a costes reggulados; 20,17 a costes de producción y margen de comercializaicón y 20,89 euros a impuestos.


Y esa factura de la luz es la única, junto a la gasolina o el diésel, que soporta una impuesto sobre otro impuesto. Y este no es otro que el impuesto sobre la electricidad, que es del 5,11269632%. Este impuesto se suma a todos los otros conceptos de la factura de la la luz y se le aplica un IVA del 21%. Dicho recibo de la luz analizado, con el impuesto de electricidad, asciende a 80,93 eurosa sin IVA. Tras aplicarle el IVA se va a 97,93 euros. En total, en impuestos directos, la luz paga un 26,11269632% más otros que se puden considerar indirectos como incentivos a otras energía y otros costes regulados.

Por ello, el Ministerio para la Transición Ecológica puede estar muy preocupado para reformas sustantivas que faciliten la transición energética -suena a mas impuestos, eso sí, bajo la bandera del medioambiente, que lo justifica todo-, al tiempo que garantiza la protección de estos colectivos, pero mientras que no asuma la reforma fiscal del recibo de la luz poco hará.

Y no la hará porque cuanto más suba el recibo de la luz, más dinero ganará y más dinero tendrá para derrochar y hacer frente a gastos para atender la llegada masiva de inmigrantes tras su ‘efecto llamada’ o pagar la sanidad al resto del mundo, algo que ningún país, por inviable económicamente, hace.

Noticias Relacionadas: