PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. EFE/ Chema Moya

Sin acuerdo para implantar el toque de queda en España

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reconocido este jueves que «no hay todavía un consenso amplio» para aplicar el toque de queda, por lo que la medida se seguirá valorando con la comunidades autónomas en futuras reuniones del Consejo Interterritorial.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, Illa ha precisado que hay una comunidad autónoma que ha pedido formalmente la aplicación de restricciones a la movilidad nocturna, que se valorará, que es Castilla y León, y otras se han manifestado a favor, pero no ha detallado cuáles.

El ministro ha valorado el grado de confianza de todos los que forman parte del Consejo, en el que las discusiones son «muy francas y muy amplias», requisito para tomar las mejores decisiones en un contexto «francamente complejo».

Illa ha insistido en que cada consejero ha manifestado «con mucha franqueza» su opinión sobre el toque de queda y ha explicado que no se ha estudiado cuál es el instrumento jurídico adecuado para implementar esta medida, por lo que el debate se ha centrado en si era o no adecuada: «Nos hemos emplazado para seguir valorándola», ha manifestado.

El ministro ha resaltado que el Ejecutivo dará apoyo a lo que pidan las comunidades autónomas pero ha incidido en que se valorará de forma conjunta, lo que será fruto de discusión en próximas reuniones.

«Es una medida que tiene que verse muy bien cuándo se aplica, dónde se aplica, con qué alcance y eso es lo que vamos a seguir viendo, con serenidad, teniendo muy presente las recomendaciones técnicas, ponderando los instrumentos adecuados para llevarla a la práctica», ha recalcado Illa.

Asimismo, ha dicho que el Ejecutivo tendrá la determinación necesaria para aplicarla si «creemos que acaba siendo necesario aplicarla».

Por su parte, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha señalado que es una medida que «puede ayudarnos realmente» porque la transmisión del virus se produce en ambientes concretos y limitar la movilidad nocturna «podría favorecer mucho el control».

Y es que, según el epidemiólogo, este ámbito de la noche es uno de los «focos más importantes».

Por su parte, la Generalitat valenciana estudia ya una resolución que permita restringir la movilidad nocturna en toda la región de medianoche a las seis de la mañana hasta el próximo 9 de diciembre, según ha anunciado este jueves el president, Ximo Puig.

En una comparecencia junto a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, Puig ha adelantado que el Gobierno valenciano remitirá esa resolución al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat para que la valide antes de ponerla en marcha, algo que pretenden que sea «cuanto antes», entre este viernes y el sábado, ante el avance de la pandemia de coronavirus.