El infierno fiscal de Montero Cuadrado en Andalucía

El infierno fiscal de Montero Cuadrado en Andalucía

07 junio, 2018
|
Actualizado: 07 junio, 2018 13:35
|
PUBLICIDAD

La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero Cuadrado, ha dejado a Andalucía como una región adversa para los inversores. Desde el punto de vista fiscal, Andalucía es líder en presión tributaria, motivo por el que la ministra pone a Madrid en la picota por los bajos impuestos.

La andaluza ha pertenecido al Gobierno de los ERE falsos, los regidos por Manuel Chaves y José Antonio Griñán y ha llevado las finanzas de la Comunidad Autónoma desde 2013, como consejera de Hacienda y Administraciones Públicas, con Susana Díaz en el Palacio de San Telmo.

Desde 2013, en los últimos coletazos de la crisis, Montero Cuadrado ha confeccionado una presión fiscal muy elevada en comparación con Madrid. En estos cinco años, Montero ha consolidado un modelo de impuestos altos que sitúa a Andalucía entre las regiones menos atractivas de España desde el punto de vista fiscal. Según el Consejo General de Economistas Asesores Fiscales, una renta bruta de 30.000 euros paga 4.974 euros de IRPF en Andalucía, frente a los 4.829 de Madrid.

La ahora ministra ha aplicado durante su mandato en la Junta de Andalucía un castigo ejemplar a los herederos, dejando a miles de familias en quiebra por el impuesto de Sucesiones, que atenuó tras la exigencia de Ciudadanos, partido que apoya ahora a Susana Díaz. La reducción se ha comenzado a aplicar ahora en Madrid, pero su receta en Andalucía obligaba a pagar 100 veces más a un andaluz que a un madrileño por la misma herencia o 1.200 veces más que a un canario.

En cuanto al Impuesto de Donaciones, Montero ha mantenido una presión fiscal feroz contra los propios andaluces. Tener un patrimonio de 800.000 euros obliga a desembolsar  210.000 a las arcas públicas. En Madrid, en cambio, por esos 800.000 euros apenas se pagan 8.000 al estar bonificado en un 99%. Ahora con el Ministerio de Hacienda en sus manos se podría elevar los límites mínimos exigidos, asestando un duro castigo a las familias.

En cuanto al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y en el gravamen de Actos Jurídicos Documentados, la cuenta a pagar es de 12.000 euros por la compra de una vivienda de 150.000 euros, mientras que el impuesto de AJD es de 2.250 euros. En Madrid, por esta misma operación, se pagan 9.000 euros y 1.125, respectivamente. La mitad en el segundo impuesto.

En cuanto al IRPF, en Andalucía los trabajadores con ingresos de más de 45.000 euros pagarían 360 euros menos en Madrid, mientras que las rentas más elevadas, la diferencia es de 1.550 euros menor, y de 9.800 en el caso de cobrar más de 300.000 euros. En concreto, un madrileño paga entre un 8% y un 14% menos que en Andalucía.

Por ahora, la subida de impuestos queda aplazada hasta 2019

Montero Cuadrado ha descartado subir impuestos hasta 2019 y deja en manos del crecimiento económico adoptar estas medidas. Se espera que el crecimiento de España se ralentice este año y el próximo. «Lo más importante para 2019 es que seamos capaces de ver que la evolución económica puede aportar los recursos suficientes para intentar atender las necesidades que los ciudadanos», ha afirmado, sin que haya declarado sobre si es necesario recortar el mastodóntico gasto público.

El programa del PSOE fija una subida de impuestos de unos 6.500 millones de euros, pero la ministra de Hacienda no ha realizado una respuesta contundente, más cuando había cargado contra la Comunidad de Madrid, a la que calificó de «paraíso fiscal». Asimismo, también es la responsable de aplicar el infame impuesto de Sucesiones en Andalucía, al tiempo que estuvo en el Gobierno andaluz del PSOE de los ERE falsos, como consejera de Hacienda.

La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado hoy que el objetivo principal de las futuras cuentas de 2019 será que «las familias perciban la recuperación económica». «Hay que empezar a hablar de las cuentas públicas de 2019 y de cuáles van a ser las prioridades de gasto», ha señalado Montero en una entrevista concedida a Onda Cero, donde ha defendido que el nuevo Gobierno tiene que devolver a los ciudadanos «al menos parte de ese esfuerzo» que hicieron durante la crisis para que «España pudiera salir adelante».

Los técnicos de Hacienda exigen más medidas para recaudar más de 5.000 millones extras

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han pedido hoy a la nueva titular de este departamento, María Jesús Montero, que impulse nuevas medidas tributarias y refuerce la lucha contra el fraude para recaudar 5.000 millones de euros más que los que figuran en los Presupuestos de 2018.

En un comunicado, Gestha ha propuesto la creación de un impuesto sobre transacciones financieras, un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades para empresas con cifra de negocio superior a 10 millones y reformar algunos tributos medioambientales para igualar la aportación del diésel con la de la gasolina.

Asimismo, los técnicos han advertido de la necesidad de aprobar nuevas medidas para este ejercicio, ya que la recaudación se verá lastrada por la desviación de lo presupuestado por el IRPF y han apelado al perfil «de rigor presupuestario» de las nuevas ministras de Hacienda y de Economía, Nadia Calviño, para aumentar la recaudación en lugar de recortar el gasto público.

Gestha ha reprochado al nuevo Gobierno socialista que su propuesta de aumentar en 1.500 millones los ingresos por lucha contra el fraude es «muy prudente» y cifran en 40.000 millones lo que se podría recaudar en el medio plazo si se redujera a la mitad la economía sumergida española, que calculan es del 25 %.

Noticias Relacionadas: