El ITCL aspira a ser la referencia en computación en Castilla y León y España

El ITCL aspira a ser la referencia en computación en Castilla y León y España

25 junio, 2024
|
Actualizado: 25 junio, 2024 13:52
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

N.M.J / ICAL

El Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL) quiere posicionarse como “referente” para Castilla y León y España en el ámbito de la computación cuántica, una de las tecnologías “más prometedoras y revolucionarias de esta época”. Así lo indicaron hoy el director gerente de ITCL Centro Tecnológico, José María Vela y el subdirector general y director de I+D y Tecnología, Javier Sedano durante la presentación de la memoria de actividades del pasado 2023, así como las retos y líneas de trabajo que se marcan para el horizonte que abarca del 2024 al 2030. 

“El futuro es incierto y la tecnología corre muy rápido pero pensamos que la computación cuántica tarde o temprano llegará y queremos posicionarnos como referentes para Castilla y León y nuestro Estado, de forma que seamos un grupo muy potente y de gran autoconocimiento”, señaló Sedano.

La computación cuántica es precisamente una de las líneas en las que ya trabaja el ITCL, y durante los próximos cinco años se destinará una gran parte del talento investigador del centro a la “investigación de la ambivalencia de la computación cuántica para resolver problemas de optimización y encriptación post-cuántica”. Además, participarán en el diseño y desarrollo de un simulador cuántico basado en circuitos de altas prestaciones de uso abierto a las empresas y a la ciencia protegido mediante técnicas hardware y firmware post-cuántica.

“Entendemos que la investigación y el trabajo en este área tiene un interés estratégico para Castilla y León porque se encuadra en el ámbito tecnológico de Fabricación Inteligente y Ciberseguridad, además de en el desarrollo de nuevas actuaciones de I+D que supondrán un gran impacto en el tejido socioeconómico de la región”, apuntan desde el ITCL. 

Su segunda línea de trabajo para estos próximos cinco años será la salud, de forma que el Centro tiene un “compromiso claro de avance tecnológico basado en el dato para la optimización de procesos biotecnológicos, sanitarios y de cuidados». En este sentido, ITCL trabaja en la búsqueda e inicio de nuevos proyectos alineados con la estrategia de crecimiento regional y de país, que buscan impulsar la investigación y el desarrollo de “soluciones innovadoras basadas en ciencia de datos, inteligencia artificial (IA) y aprendizaje profundo (Deep Learning) para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas”. 

De esta forma, tal y como señalan desde el ITCL, gran parte de los trabajos y proyectos se basarán en el “avance e integración” entre la medicina y estas tecnologías, para mejorar cómo se diagnostica, tratan y previenen enfermedades, así como la gestión general de la atención médica y experiencia de paciente.

Con respecto al futuro tecnológico, Javier Sedano advirtió también acerca de la importancia de la criptografía y la ciberseguridad, y señaló que los ataques “serán terribles”. “Todos estaremos más o menos hackeados y debemos protegernos”. Asimismo, recordó que la Inteligencia Artificial avanza “a ritmos infinitos” y aunque en un futuro “no va a ser necesario ni saber programar”, si que considera que hay que saber lo que se hace para que “se haga bien”. Por su parte, Vela aseguró que desde el ITCL quieren «apoyar el desarrollo de Burgos”, a la vez que destacó el “potencial” de esta provincia dadas sus infraestructuras, su potencial industrial y sus centros tecnológicos avanzados. “Hay que creerse el potencial de esta ciudad y vamos a colaborar con aquellos que defiendan esto”. 

64 proyectos en 2023

Durante este encuentro con los medios de comunicación, Vela y Sedano hicieron un balance del 2023, y dieron a conocer algunos de los proyectos en los que trabaja este 2024 el ITCL. De esta forma, indicaron que durante el pasado ejercicio, participaron en 64 nuevos proyectos de I+D+i y realizaron trabajos de servicios tecnológicos avanzados con empresas, fundamentalmente pymes industriales, a través de más de un centenar de contratos. Asimismo, Vela indicó que el centro tecnológico cerró el año con una cifra de ingresos de 6,54 millones de euros, frente a 5,901 millones de euros de 2022, lo que supone un incremento de un 11 por ciento respecto al ejercicio anterior.

Destacó además que el 60 por ciento de estos ingresos, lo que corresponde a casi 4 millones de euros de estos ingresos, fueron “contratos directos con empresas”. “Somos uno de los centro tecnológicos en España que el mayor ratio de ingresos que tenemos es por contratos con empresas”, indicó Vela, que añadió que en lo que llevamos del año 2024, “ese ratio ha subido del 60 al 70 por ciento”, y cada cien euros, 70 son contratos directos con empresas.

Principales proyectos 2023-2024

Por otro lado, destacaron algunos de los proyectos que se iniciaron en el 2023 y continúan llevando a cabo este 2024, y en relación a esto, el director gerente del ITCL apuntó que su base de proyectos europeos es “estable”. “Presentamos no menos de veinte propuestas al año y los indicadores de aprobación son muy similares al resto de centro tecnológicos”, agregó. 

Se refirieron entonces a los proyectos europeos financiados por la Comisión Europea, como son AI4HOPE y PEIVPRO. El primero tiene como objetivo implantar un sistema avanzado de planificación de cuidados para pacientes con demencia y cuidadores integrando modelos de inteligencia artificial para mejorar la atención. El PEIVPRO, por su parte, pretende facilitar la integración de los estudiantes en el mundo profesional enfrentando a estos a situaciones profesionales reales mediante el uso de inmersión virtual.

Asimismo, destacó el trabajo en proyecto nacionales como son los PERTE Naval, liderado por Navantia; el PERTEVEC y PERTE AGRO. Hicieron alusión así al denominado NAVANTWING, que investiga las principales tecnologías asociadas al gemelo digital en la industria marítima y naval, con el fin de “generar conocimiento para desarrollar una solución que replique virtualmente los procesos de operación de buques y la cadena de suministro de componentes del sector naval”. A nivel regional, se concluyeron “con éxito” los proyectos de investigación NEUROMORFICO-EG y TELEBOT-RV financiados por la Junta de Castilla y León a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) .

Por su parte, Sedano hizo referencia al proyecto CICERO (Contramedidas inteligentes de ciberseguridad para la red del futuro). Se trata de un proyecto de ciberseguridad en el que colaboran otros Centros Tecnológicos nacionales (Gradiant- Vigo, CEIT-San Sebastián, Fidesol-Granada I2cat-Barcelona) que busca el desarrollo de sistemas robustos de tratamiento de la información, para identificar y reducir las vulnerabilidades de sistemas y redes, basados en la aplicación de tecnologías de seguridad de señales y datos, así como el desarrollo de tecnologías de virtualización de red y redes definidas por software. 

“Se busca proteger a las instalaciones industriales de ataques, tanto en el gráfico de red como en los malware”, indicó Sedano, que añadió que incluso se ha ido “un paso más allá”. “ Creemos en la criptografía postcuántica. Hoy no nos pueden atacar, pero todos los datos se pueden almacenar, y dentro de unos años nos revisarán absolutamente todo lo que es información que haya pasado por los datos”, advirtió. Por ello, desde el ITCL quieren “adelantarse al futuro”, y “proteger la información existente hoy día para que cuando las máquinas cuánticas estén preparadas, todo lo almacenado siga siendo protegido y personal”. A este se suman otros tantos proyectos, entre ellos el AI4LABOUR, que busca identificar cómo la Inteligencia Artificial (IA) afectará a los trabajos de las personas en el futuro, y predecir así que tipo de nuevas ocupaciones aparecerán y qué habilidades serán necesarias para ocupar estos puestos. 

Por último, José María Vela destacó que ITCL cuanta con un modelo de crecimiento “sostenido en el tiempo”, y sus líneas de trabajo se alinean con las estrategias definidas en la RIS3 de Castilla y León 2021-2027, y uno de sus objetivos es mejorar y fortalecer el ecosistema de investigación e innovación de Castilla y León para avanzar en la especialización. Al hilo de esto indicó que a finales de d2023 la plantilla era de 90 personas y 12 becarios, frente a los 78 del año anterior. El 62 por ciento de los trabajadores son doctores y titulados superiores y un 29 por ciento titulados medios, aunque tal y como especificó a preguntas de los medios, también colaboran con otros perfiles, como pueden ser médicos o psicólogos. A fecha de hoy, la plantilla es de un centenar de personas y 15 becarios.

Noticias Relacionadas: