Programas del domingo
El lobby catalán Círculo de Economía pide IRPF, IVA y Sociedades para las autonomías

El lobby catalán Círculo de Economía pide IRPF, IVA y Sociedades para las autonomías

28 mayo, 2018
|
Actualizado: 28 mayo, 2018 18:55
|
PUBLICIDAD

El lobby empresarial catalán Círculo de Economía propone que la autonomías tengan bajo su gestión el IRPF, IVA o impuesto sociedades para que puedan establecer sus impuestos propios, con potestad de gestión y de recaudación.

El Círculo de Economía propone un nuevo modelo de financiación autonómica en el que las comunidades puedan disponer de su propio impuesto sobre la renta, sociedades o el IVA, y que garantice que todos los ciudadanos reciban servicios básicos similares con independencia de donde residan.

Esta propuesta, que el lobby empresarial desgrana en la nota de opinión publicada antes de las jornadas de Sitges (Barcelona), haría posible contar con un modelo de financiación «más robusto», que «incentive una asignación eficiente y una gestión responsable» y que mejore la redistribución de los recursos.

Para ello, plantea que la Administración central y las autonomías puedan «compartir» las bases imponibles, de manera que puedan ser gravadas al mismo tiempo por ambos, lo que haría posible que, por ejemplo, Cataluña contara con un impuesto sobre la renta, sociedades o IVA, siguiendo un modelo que ya impera en EEUU.

A juicio del Círculo, la presión tributaria no aumentaría «necesariamente», sino que se repartiría entre las dos administraciones, en función de las competencias que ejercen, desapareciendo los problemas de suficiencia financiera.

Un reino de taifas fiscal

Este modelo es muy diferente al de la cesión parcial de los tributos ya que la capacidad normativa depende de la decisión que tome el Estado, mientras que el modelo del Círculo abre el paso a que las autonomías puedan establecer impuestos propios, con potestad de gestión y de recaudación.

Un elevado grado de autonomía tributaria facilitaría la rendición de cuentas ante los ciudadanos, y por tanto incentiva la disciplina presupuestaria, algo que este lobby cree más difícil que se dé cuando la competencia de las comunidades se da básicamente sólo en el gasto.

Respecto a la distribución de los recursos entre comunidades autónomas, proponen un sistema que permita de forma fácil y transparente que «todos los ciudadanos puedan recibir unos servicios básicos similares con independencia del lugar en el que residan».

El Círculo quiere evitar que «regiones con menos potencial económico se encuentren en la situación de tener que prestar un nivel de servicios públicos básicos inferior al de otras regiones si quieren mantener una presión fiscal similar al de otras, o bien tener que hacer incurrir a sus habitantes en un esfuerzo fiscal más grande por prestar unos servicios públicos básicos similares a los de otras regiones».

Para ello, habría que contar con un indicador que estime la capacidad fiscal potencial de cada autonomía, decidir después qué parte de los recursos de cada una se ponen a disposición del Fondo de Garantía de los Servicios Públicos y valorar las necesidades de gato para cubrir los servicios públicos fundamentales.

El lobby considera que la manera más sencilla para estimar las necesidades de gasto es tener en cuenta la población como variante de referencia, además de otros como la insularidad o la pirámide de edad.

Tras la redistribución de recursos entre comunidades, la propuesta defiende que se mantenga el principio de ordinalidad, según el cual cada comunidad autónoma debe mantener la misma posición que dicte su renta per cápita.

«La ordinalidad entre las autonomías desaparece cuando la redistribución de los recursos entre ellas se utiliza, además de con criterios de solidaridad, con otras finalidades de difícil justificación, tal y como sucede con el actual sistema», asegura el Círculo de Economía.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD