El PNV se juega 700 millones y competencias si apoya a Pedro Sánchez

El PNV se juega 700 millones y competencias si apoya a Pedro Sánchez

28 mayo, 2018
|
Actualizado: 28 mayo, 2018 15:13
|
Los cinco escaños del PNV son clave para la moción de censura del PSOE contra el Gobierno de Mariano Rajoy. Los nacionalistas vascos están entre la espada y la pared, ya que el debate será este jueves, un mes antes de la aprobación definitiva de los Presupuestos. El PNV había conseguido importantes pagos al País Vasco en los Presupuestos. Entre ellos, 700 millones de euros en inversiones del Estado, así como la subida de las pensiones este año y el próximo, junto con la promesa de entregar nuevas competencias. Los nacionalistas e independentistas vascos hicieron valer así sus cinco asientos en el Congreso de los Diputados. Con su apoyo, pese a la aplicación del 155 en Cataluña, sacaron buenas tajadas, incluso se les ha concedido más de 1.300 millones por el Concierto Vasco. Los nacionalistas vascos exigieron, además, la entrega de 37 competencias, 23 de las cuales no han sido transferidas a ninguna comunidad autónoma. Entre ellas está la gestión económica de la Seguridad Social, es decir, se pone en riesgo el principio de solidaridad entre todos los españoles en caso de que el País Vasco siga los pasos de Cataluña y amenace con cortar los ingresos a la Caja Única de la Seguridad Social, encargada del pago de las pensiones en todos los rincones de España y, junto al pago de prestaciones por desempleo o los impuestos especiales, una competencia única del Estado. Otra de las competencias que ha pedido el Gobierno Vasco para aprobar las cuentas es su presencia en todos en los órganos de administración y gestión de las empresas y entes públicos del Estado, "en concreto la SEPI", así como en las empresas que integran esta sociedad "cuya gestión de negocios esté radicada en Euskadi".

Unas nuevas elecciones podrían dar como resultado una mayoría absoluta entre PP y Ciudadanos

Ahora los nacionalistas vascos se juegan todo esto en caso de dar su voto a favor de Pedro Sánchez, quien tiene apenas 4 días para presentarse en el Congreso con un discurso muy bien preparado para postularse como candidato a presidir España. En este escenario, los Presupuestos podrían quedar en agua de borrajas, ya que el nuevo Gobierno socialista tendría que presentar nuevas cuentas si finalmente son rechazadas en la votación del 28 de junio. El escenario más probable es que la moción de censura fracase, aunque el PNV se ha mostrado muy cauteloso. De hecho, conocedor de los 700 millones que están en juego en inversiones al País Vasco, tras una larga negociación con el PP, el escenario de unas nuevas elecciones también puede dar la sorpresa negativa a los nacionalistas vascos, en caso de que el PP y Ciudadanos puedan lograr una mayoría parlamentaria, por lo que se esfumarían las reivindicaciones nacionalistas ya que no sería necesario negociar con ellos. Para ello, Ciudadanos y PP tendrían que sumar los 176 escaños necesarios para obtener la mayoría absoluta. No es descabellado pensarlo, más cuando el PSOE  no puede ni adelantar a un PP en sus horas más bajas, y son solo 10 escaños de diferencia respecto a los 166 que suman ahora 'populares' y naranjas. De hecho, el PP y el Gobierno han sido muy hábiles al adelantar la moción de censura a este jueves, más cuando en la anterior moción socialista del pasado año pasó un mes desde la convocatoria hasta el debate. Ana Pastor, presidenta del Congreso, ha impuesto el debate el próximo jueves, y el PNV tiene ahora tan solo tres días para pensar bien su próximo movimiento.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD