El PP denuncia la supresión de la mitad de los servicios ferroviarios en la Comunidad

El PP denuncia la supresión de la mitad de los servicios ferroviarios en la Comunidad

Desde el estado de alarma, se reducen en más de cien las frecuencias
21 septiembre, 2020
|
Actualizado: 21 septiembre, 2020 12:59
|
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El portavoz del PP en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, Andrés Lorite, denunció hoy el “maltrato” que el Gobierno de Pedro Sánchez está dando a Castilla y León donde a pesar de la finalización del estado de alarma son muchas las frecuencias ferroviarias que no se han recuperado en la Comunidad. En concreto, Lorite cifró en un 50 por ciento la reducción de los servicios ferroviarios acumulados en Castilla y León, que actualmente son 110 frente a los 220 con los que contaba la Comunidad antes del estado de alarma.

Así lo dijo Lorite tras la reunión mantenida hoy en Valladolid con los diputados nacionales del PP en las nueve provincias de la Comunidad. A juicio de os ‘populares’, no existe “explicación alguna” para que distintos servicios ferroviarios y frecuencias, así como de autobús, hayan dejado de prestarse. “Es inconcebible desde cualquier punto de vista”, aseveró.

La circulación por Castilla y León de la mitad de trenes que antes del estado de alarma es para el PP “una clara discriminación” ya que declaró que en el resto de zonas del territorio nacional ese está reponiendo esa oferta “progresivamente”, mientras que en la Comunidad se está “justamente en el 50 por ciento de la oferta”. Ante esta situación, y a las reiteradas preguntas al Gobierno de España, los ‘populares’ lamentaron que la respuesta “es siempre la misma” y en ella se asegura que la oferta se repondrá a medida que aumente la demanda, un planteamiento que para el PP resulta “sencillamente absurdo o imposible” porque “es imposible demandar un servicio ferroviario si no se oferta”.

Entre las supresiones, Lorite aludió a algunos “casos dignos de analizar” como la supresión total de los trenes-hotel y también los trenes transversales o internacionales como el Lusitania Express, que supone “la única conexión ferroviaria entre Salamanca y Portugal”, lo que hace “un daño verdaderamente importante a distintas zonas de la Comunidad”.

La eliminación de esta oferta “agrava la brecha en el mundo rural y urbano” además de que en las zonas rurales está generando “un problema de prosperidad”, sin dejar a un lado el hecho de que también afecta al ámbito sanitario ya que esta reducción de servicios hace que los andenes tengan “aglomeraciones de personas que no mantienen la distancia social” porque los trenes van “completamente llenos”.

Para los ‘populares’, lo que “subyace” con la eliminación de frecuencias es la “excusa” del COVID-19 para eliminar las líneas que resultan deficitarias, algo que el PP garantizó que no va a tolerar. Por ello, el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados presentará mañana en la Comisión de Fomento una PNL para su debate en la que pide la recuperación de la totalidad de los servicios ferroviarios que había antes de la declaración del estado de alarma.

En la misma línea se expresó el secretario general del PP en Castilla y León, Francisco Vázquez, quien se refirió a la “nefasta” gestión del Gobierno en materia ferroviaria al “desmontar” parte de la red ferroviaria convencional de la Comunidad porque acusó al Gobierno de estar dando “una vuelta de tuerca” a la “vieja” política de cerrar el ferrocarril en el mundo rural y reducir la movilidad en Castilla y León con la supresión de los servicios.

“No solo faltan trenes, sino también personal importante, como los interventores”, además de que declaró que las cuentas que presenta Renfe “no son del todo adecuadas”. A juicio de Vázquez, la supresión de servicios “obedece a un plan preconcebido” y a una “desastrosa gestión del ferrocarril”. Para el secretario general de los ‘populares’ en la Comunidad, esta política ferroviaria del Gobierno se define por la “inoperancia, descoordinación e improvisación” que es “a lo que nos tienen acostumbrados los gobiernos socialistas”.

Por último, la secretaria nacional de Agricultura y Despoblación, Milagros Marcos, acusó al PSOE de “ningunear” a los ciudadanos de Castilla y León tras una pandemia de la que “no hemos salido más fuertes, sino más hacinados y viajamos más juntos”. Según Marcos, la supresión de la mitad de las frecuencias obliga a que el viaje en ferrocarril se haga “sin garantías y sin poder mantener la distancia de seguridad que el propio Gobierno exige”.

Además de esta reducción de frecuencias, Marcos denunció la falta de coordinación de los servicios que se prestan que en muchas ocasiones impiden hacer el viaje de ida y vuelta en el mismo día ante la falta de disponibilidad de trenes para ello. “No han sido inteligentes en cuanto a la selección que se ha hecho” de los horarios, criticó. “No somos ciudadanos de segunda, tenemos los mismos derechos que el resto de ciudadanos y exigimos que se recuperen todas y cada una de las líneas”, sentenció.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD