El Presupuesto de Familia dedica dos tercios (776 millones) a modernizar la atención a la dependencia

El Presupuesto de Familia dedica dos tercios (776 millones) a modernizar la atención a la dependencia

11 noviembre, 2021
|
Actualizado: 11 noviembre, 2021 18:03
|

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, defendió hoy el presupuesto “más alto de la historia” de su área de actuación por reflejar en las cuentas, que ascienden a 1.216 millones de euros, la apuesta de la Consejería por “las familias y las personas más vulnerables”, en especial en atención a la dependencia al destinar a la modernización del sistema 5.0 casi dos tercios de las cuentas, con 776 millones de euros.

Comenzó Blanco su exposición en la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes destacando que las cuentas se enmarcan en “un contexto de recuperación económica que permitirá una progresiva vuelta a los niveles anteriores a la pandemia”. Una recuperación que, según la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, “debe ir de la mano de la recuperación social”, por lo que los presupuestos de su Consejería están “orientados directamente a las familias y a las personas más vulnerables”, con el objetivo de “mejorar la protección social e impulsar una profunda modernización de nuestros Servicios Sociales”.

Por ello, el presupuesto de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades es “el más elevado de la historia” del área, con 1.216 millones de euros que incrementan en 135 millones la cantidad destinada en las cuentas de 2021, un 12,5 por ciento más. Además, Blanco destacó que las partidas inversoras también aumentan en 101 millones hasta alcanzar los 141, lo que supone “triplicar la cuantía del pasado año”.  

También reivindicó la consejera las cuentas de su Consejería como “participativas” por incorporar “los consensos y acuerdos adoptados con el Diálogo Social en los ámbitos de la dependencia, la conciliación, la igualdad y la lucha contra la violencia de género”, y por considerar “la innovación y modernización de nuestro sistema de protección social” al consolidar el modelo de Dependencia 5.0 con la incorporación de 89,4 millones de euros procedentes del Fondo de Recuperación Europeo.

“Es un presupuesto integrador que piensa en el territorio”, continuó esgrimiendo Blanco, desgranando los 137,5 millones destinados a equipos de acción social básica (31,4 millones de euros), la atención a la dependencia (75,6 millones de euros), y la red de protección de familias, dotada con 25 millones de euros para 2022 acompañada de un incremento del 76 por ciento en las ayudas para emergencia social hasta alcanzar los 9,2 millones de euros.

Además, Blanco aseguró que se trata de unas cuentas que “apuestan por el empleo”, al dedicar 14,4 millones de euros, un 9,41 por ciento más que en 2021, al favorecimiento de la creación del mismo para personas con discapacidad, en exclusión, menores o mujeres víctimas de violencia, así como para los jóvenes.

Es por ello que la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades apuntó que se trata de unas cuentas que “no solo consolidan el gasto del ejercicio anterior, de recuperación del impacto social y económico derivado de la crisis del COVID-19, sino que lo incrementan significativamente en su compromiso con las personas dependientes, en la atención a las personas mayores, a las personas con discapacidad, en la protección de las personas en exclusión social, en el apoyo a las familias, en atención a la infancia y los jóvenes, y en su apuesta por la igualdad y la lucha contra la violencia de género”.

Principales ejes

Incidió en cada uno de estos aspectos Blanco al señalar que la Consejería de Familia hace efectivo su compromiso con las personas dependientes al destinar 776 millones de euros para “la mejora y modernización” del sistema de atención a la dependencia. Se trata de 96 millones de euros más que el pasado año, un 14,1 por ciento de incremento, que a su vez supone el 64 por ciento de todo el presupuesto de la Consejería.

Las políticas de atención a las personas mayores también suponen una importante cuantía al contar con 284,6 millones de euros, un 24,5 por ciento más que el año anterior. Dicho incremento permitirá, entre otras cuestiones, desarrollar los programas incluidos en el Plan Estratégico contra la soledad y el aislamiento no deseado y reforzar los programas de envejecimiento activo.

También se incrementa la dotación para la atención de las personas con discapacidad hasta alcanzar los 190 millones de euros, un 10 por ciento más que el pasado año, y se dedican 76,5 millones de euros a la protección a las personas en exclusión social y la lucha contra la pobreza con 11,2 millones de euros para el fomento del empleo de este colectivo y una cuantía de 35 millones de euros para reforzar la Renta Garantizada de Ciudadanía.

Se prioriza, asimismo, la atención a la infancia con un incremento del 24,6 por ciento hasta los 75,7 millones de euros, y en relación a los jóvenes, la cuantía asciende a 22,2 millones de euros gracias a un incremento del 11,6 por ciento. Por último, la apuesta por la igualdad y la lucha contra la violencia de género tendrá una partida de 11,2 millones de euros, que representa un incremento del 5,37 por ciento con respecto al año anterior.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: