El Programa Territorial de Fomento invertirá 20 millones para convertir a Medina del Campo en «motor» de la Comunidad

El Programa Territorial de Fomento invertirá 20 millones para convertir a Medina del Campo en «motor» de la Comunidad

17 diciembre, 2021
|
Actualizado: 17 diciembre, 2021 17:07
|

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, defendió hoy que los 20 millones de inversión del Programa Territorial de Fomento para Medina del Campo y su entorno 2021-2024 permitirán a la localidad vallisoletana seguir siendo un “motor económico” para la provincia, Castilla y León y España. El jefe del Ejecutivo expuso que Consejo de Gobierno aprobará el plan cuanto antes, en cuanto le haya dado luz verde el Consistorio, ya que la Diputación ya lo asumió.

Fernández Mañueco, que presentó el plan en el Hospital Simón Ruiz, de la localidad, en presencia de una treintena de alcaldes de la zona, remarcó que el Ejecutivo autonómico aportará las dos terceras partes de la cuantía de una programación que constituye un “trampolín para el futuro de Medina del Campo y los 30 municipios de su entorno”, con medidas específicas para Olmedo y Arévalo (Ávila).

El presidente, arropado por los consejeros de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, junto al presidente de la Diputación, Conrado Íscar, y el alcalde de Medina del Campo, Guzmán Gómez, explicó que el programa “nace con bases sólidas porque nace desde abajo”, de la cooperación con el Ayuntamiento de la localidad y la Diputación provincial.

Mañueco definió Medina del Campo como un municipio con “mucha historia, esencial para entender la construcción de esta nación”, y trasladó que es consciente de sus problemas pero también de su “gran potencial, de su espíritu emprendedor”, por lo que el programa favorecerá la inversión productiva, reactivará la industria y permitirá el crecimiento económico y la creación de empleo, apostando asimismo por la “cohesión económica y social, con un desarrollo sostenido y equilibrado en todo el territorio”.

El presidente de Castilla y León ensalzó esta zona del sur de Valladolid de “especial trascendencia, dada su importancia geográfica con su conexión con la A-6 que se debe impulsar”. Mañueco repasó el contenido del programa y precisó que se estructura en nueve bloques para el impulso global dee la zona.

En concreto, resaltó que permitirá “dotar” a Medina y su entorno de “más y mejor suelo industrial y empresarial”, un aspecto que calificó de “esencial para instalación nuevas empresas y para facilitar el crecimiento de las existentes”. Al respecto, constató que a este aspecto se destinarán 14,5 millones, nueve de la Junta y 5,5 del Ayuntamiento, que permitirán la mejora del polígono Escaparate, y más tamaño para las parcelas. Asimismo, constató que la Diputación destinará un millón para mejorar y desarrollo suelo en el resto municipios que abarca el programa. Este capítulo, dijo, se complementará con la convocatoria de ayudas de la Junta para que los municipios puedan impulsar sus polígonos o mejorar estas infraestructuras.

Otra línea del programa que apuntó Mañueco es la de financiación empresarial, para lo que pondrá a disposición la Lanzadera Financiera, y aportarán tres millones para las nuevas empresas que se instalen en la zona o aquellas que quieran crecer. El objetivo, dijo el presidente, es la captación de empresas para este entorno como “palanca contra la despoblación”, dando una puntuación adicional a los proyectos de inversión innovadora para la zona, para obtener ayudas directas.

Alfonso Fernández Mañueco también puso sobre la mesa la apuesta por la reactivación del comercio en la Plaza Mayor del municipio y su entorno, con una partida de 300.000 euros. Otro reto, indicó, es favorecer la innovación y desarrollo tecnológico, a través del Centro Integrado de FP de Medina del Campo; facilitar el asesoramiento a pymes locales en proyectos innovadores e impulsar los sectores agrolimentarios vitivinícola, del queso y las hortalizas a través de Itacyl.

Mañueco aclaró además que el programa apuesta por el desarrollo del capital humano formando a desempleados en nuevas capacidades. En este sentido, comentó que el Centro Integrado del EcyL y la Fundación Anclaje desempeñarán una labor importante.

El plan también apuesta, dijo, por infraestructuras de calidad en el servicio a empresas, de ahí que contemple el desarrollo del Centro de Transportes de Medina del Campo, en sus fases dos y tres.

Junto a esto, se producirá, como adelantó, una “simiplificación administrativa, para agilizar los permisos y autorizaciones para la puesta en marcha de nuevos proyectos industriales”. “Reduciremos los plazos a la mitad declarando de especial trascendencia y urgente ejecución la reindustrialización de Medina y su entorno”, resumió.

Por último, se refirió a las medidas especiales para Olmedo y Arévalo, poniendo a disposición en condiciones favorables suelo industrial y empresarial, con bonificaciones de hasta el 50 por ciento en el precio de sus polígonos. Además, se declarará también de carácter urgente la reindustrialización de estas zonas. “Eso permitirá un desarrollo equilibrado de todo este entorno”, sentenció.

Lotería

Por su parte, el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, intervino en el acto, y aseguró que en Medina del Campo “ha tocado la lotería antes de tiempo”, con este programa de fomento territorial, que constituye “un claro ejemplo de cooperación institucional”.

Íscar recalcó que se trata de un proyecto “completo” de actuaciones para la zona, no “aislado” y manifestó que “incide en la inversión con la promoción de nuevo suelo, la apertura de nuevos nichos de mercado, la innovación y la transferencia tecnológica, el fomento de la responsabilidad social corporativa, y el comercio”.

Conrado Íscar recordó la “situación estratégica” de Medina, que debe facilitar, dijo, la implantación de empresas, y apeló al desarrollo de la plataforma logística y el corredor agroalimentario. Asimismo, exigió al Gobierno que desarrolle de una vez por todas el Corredor Atlántico, para “abrir un horizonte de esperanza” para un municipio que “debe ejercer el liderazgo con generosidad”.

Por su parte, el acalde de Medina del Campo, Gúzmán Gómez, sentenció que el programa de fomento “traerá riqueza, dinamismo y empleo y evitará un deterioro que repercuta en la calidad de vida de las personas”. El regidor se felicitó porque estas inversiones “amortiguarán ese dolor que se llama despoblación”.

El programa, se erige como “un pilar económico para esta tierra y encara con valentía los retos de los próximos años” de un municipio del sur de la provincia conectado con la capital que “tanto futuro tiene en estos momentos”.

El alcalde expuso que Medina era y es un cruce de caminos y un encrucijada de comunicaciones, donde la industria siempre ha sido un referente, y agradeció la “sensibilidad” del presidente de la Junta, para que “siga siendo uno de los polos de desarrollo de Castilla y León”

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, defendió hoy que los 20 millones de inversión del Programa Territorial de Fomento para Medina del Campo y su entorno 2021-2024 permitirán a la localidad vallisoletana seguir siendo un “motor económico” para la provincia, Castilla y León y España. El jefe del Ejecutivo expuso que Consejo de Gobierno aprobará el plan cuanto antes, en cuanto le haya dado luz verde el Consistorio, ya que la Diputación ya lo asumió.

Fernández Mañueco, que presentó el plan en el Hospital Simón Ruiz, de la localidad, en presencia de una treintena de alcaldes de la zona, remarcó que el Ejecutivo autonómico aportará las dos terceras partes de la cuantía de una programación que constituye un “trampolín para el futuro de Medina del Campo y los 30 municipios de su entorno”, con medidas específicas para Olmedo y Arévalo (Ávila).

El presidente, arropado por los consejeros de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, junto al presidente de la Diputación, Conrado Íscar, y el alcalde de Medina del Campo, Guzmán Gómez, explicó que el programa “nace con bases sólidas porque nace desde abajo”, de la cooperación con el Ayuntamiento de la localidad y la Diputación provincial.

Mañueco definió Medina del Campo como un municipio con “mucha historia, esencial para entender la construcción de esta nación”, y trasladó que es consciente de sus problemas pero también de su “gran potencial, de su espíritu emprendedor”, por lo que el programa favorecerá la inversión productiva, reactivará la industria y permitirá el crecimiento económico y la creación de empleo, apostando asimismo por la “cohesión económica y social, con un desarrollo sostenido y equilibrado en todo el territorio”.

El presidente de Castilla y León ensalzó esta zona del sur de Valladolid de “especial trascendencia, dada su importancia geográfica con su conexión con la A-6 que se debe impulsar”. Mañueco repasó el contenido del programa y precisó que se estructura en nueve bloques para el impulso global dee la zona.

En concreto, resaltó que permitirá “dotar” a Medina y su entorno de “más y mejor suelo industrial y empresarial”, un aspecto que calificó de “esencial para instalación nuevas empresas y para facilitar el crecimiento de las existentes”. Al respecto, constató que a este aspecto se destinarán 14,5 millones, nueve de la Junta y 5,5 del Ayuntamiento, que permitirán la mejora del polígono Escaparate, y más tamaño para las parcelas. Asimismo, constató que la Diputación destinará un millón para mejorar y desarrollo suelo en el resto municipios que abarca el programa. Este capítulo, dijo, se complementará con la convocatoria de ayudas de la Junta para que los municipios puedan impulsar sus polígonos o mejorar estas infraestructuras.

Otra línea del programa que apuntó Mañueco es la de financiación empresarial, para lo que pondrá a disposición la Lanzadera Financiera, y aportarán tres millones para las nuevas empresas que se instalen en la zona o aquellas que quieran crecer. El objetivo, dijo el presidente, es la captación de empresas para este entorno como “palanca contra la despoblación”, dando una puntuación adicional a los proyectos de inversión innovadora para la zona, para obtener ayudas directas.

Alfonso Fernández Mañueco también puso sobre la mesa la apuesta por la reactivación del comercio en la Plaza Mayor del municipio y su entorno, con una partida de 300.000 euros. Otro reto, indicó, es favorecer la innovación y desarrollo tecnológico, a través del Centro Integrado de FP de Medina del Campo; facilitar el asesoramiento a pymes locales en proyectos innovadores e impulsar los sectores agrolimentarios vitivinícola, del queso y las hortalizas a través de Itacyl.

Mañueco aclaró además que el programa apuesta por el desarrollo del capital humano formando a desempleados en nuevas capacidades. En este sentido, comentó que el Centro Integrado del EcyL y la Fundación Anclaje desempeñarán una labor importante.

El plan también apuesta, dijo, por infraestructuras de calidad en el servicio a empresas, de ahí que contemple el desarrollo del Centro de Transportes de Medina del Campo, en sus fases dos y tres.

Junto a esto, se producirá, como adelantó, una “simiplificación administrativa, para agilizar los permisos y autorizaciones para la puesta en marcha de nuevos proyectos industriales”. “Reduciremos los plazos a la mitad declarando de especial trascendencia y urgente ejecución la reindustrialización de Medina y su entorno”, resumió.

Por último, se refirió a las medidas especiales para Olmedo y Arévalo, poniendo a disposición en condiciones favorables suelo industrial y empresarial, con bonificaciones de hasta el 50 por ciento en el precio de sus polígonos. Además, se declarará también de carácter urgente la reindustrialización de estas zonas. “Eso permitirá un desarrollo equilibrado de todo este entorno”, sentenció.

Lotería

Por su parte, el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, intervino en el acto, y aseguró que en Medina del Campo “ha tocado la lotería antes de tiempo”, con este programa de fomento territorial, que constituye “un claro ejemplo de cooperación institucional”.

Íscar recalcó que se trata de un proyecto “completo” de actuaciones para la zona, no “aislado” y manifestó que “incide en la inversión con la promoción de nuevo suelo, la apertura de nuevos nichos de mercado, la innovación y la transferencia tecnológica, el fomento de la responsabilidad social corporativa, y el comercio”.

Conrado Íscar recordó la “situación estratégica” de Medina, que debe facilitar, dijo, la implantación de empresas, y apeló al desarrollo de la plataforma logística y el corredor agroalimentario. Asimismo, exigió al Gobierno que desarrolle de una vez por todas el Corredor Atlántico, para “abrir un horizonte de esperanza” para un municipio que “debe ejercer el liderazgo con generosidad”.

Por su parte, el acalde de Medina del Campo, Gúzmán Gómez, sentenció que el programa de fomento “traerá riqueza, dinamismo y empleo y evitará un deterioro que repercuta en la calidad de vida de las personas”. El regidor se felicitó porque estas inversiones “amortiguarán ese dolor que se llama despoblación”.

El programa, se erige como “un pilar económico para esta tierra y encara con valentía los retos de los próximos años” de un municipio del sur de la provincia conectado con la capital que “tanto futuro tiene en estos momentos”.

El alcalde expuso que Medina era y es un cruce de caminos y un encrucijada de comunicaciones, donde la industria siempre ha sido un referente, y agradeció la “sensibilidad” del presidente de la Junta, para que “siga siendo uno de los polos de desarrollo de Castilla y León”

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: