PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El presidente nacional de VOX y candidato a la Presidencia del Gobierno, Santiago Abascal. EFE / Atienza

El PSOE, aunque pierde apoyos, ganaría las elecciones, pero VOX se dispara

El PSOE ganaría las elecciones con entre 114 y 119 escaños, seguido del PP, que podría obtener entre 85 y 90, mientras que Vox irrumpiría como tercera fuerza con entre 56 y 59 escaños, según una encuesta de GAD3 para RTVE y las cadenas de televisión autonómicas.

PUBLICIDAD

La encuesta, realizada en los últimos días, sitúa en cuarto lugar a Unidas Podemos, con entre 30 y 34 escaños, y a continuación Ciudadanos, con 14 o 15.

Según GAD3, el PSOE sería uno de los perjudicados de esta convocatoria al perder al menos 4 escaños; no así el PP, que mejoraría al obtener entre 19 y 24 escaños, por encima de los 66 de las últimas elecciones.

La gran subida de la noche la protagonizaría, según estas estimaciones, Vox, que en abril quedó en quinto lugar con 24 escaños y en esta ocasión se colocaría en tercer lugar con hasta 59 escaños más.

PUBLICIDAD

Por contra, bajan Unidas Podemos, que podría perder hasta 8 escaños, y Ciudadanos, que pasaría de los 57 actuales a un máximo de 15 escaños, perdiendo así 42 representantes.

La encuesta, difundida por todas las televisiones públicas, calcula que ERC obtendría 13 o 14 escaños, frente a los 15 que obtuvo en las últimas elecciones, mientras que Junts per Cat podría mantenerse en los 7 diputados actuales o perder uno y quedarse con 6.

Por su parte, PNV obtendría entre 6 y 7 escaños (tuvo 6 en abril), y la CUP entraría en el Congreso de los Diputados con entre 3 y 4 escaños.

EH-Bildu obtendría entre 3 y 4 diputados, frente a los 4 que logró en abril, y el partido de Íñigo Errejón, Más País, se estrenaría con 3 escaños.

PUBLICIDAD

Navarra Suma volvería a tener 2 escaños, según este sondeo, que da a Coalición Canarias entre 1 y 2 escaños.

Otros partidos que también obtendrían representación parlamentaria podrían ser Teruel Existe, con un escaño; el Partido regionalista Cántabro, con otro; y finalmente, el Bloque Nacionalista Galego (BNGa), que volvería al Congreso con un escaño.