PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El PSOE de Valladolid aspira a revalidar las cifras de abril

Javier Izquierdo ve imprescindible la movilización ciudadana

El Partido Socialista de Valladolid aprovechó hoy la presentación de las candidaturas de la formación al Congreso y al Senado para las próximas elecciones generales del 10 de noviembre para asegurar que su aspiración es repetir los mejores resultados obtenidos en abril por el PSOE en la provincia en la época democrática. Es decir, revalidar los dos diputados y los tres senadores. Para ello, el cabeza de lista al Congreso de los Diputados, Javier Izquierdo, consideró “imprescindible” la movilización para que los ciudadanos vayan a votar, no solo para desbloquear la actual situación política que ha impedido la conformación de un Gobierno central sino también para construir un Ejecutivo “más sólido y estable” para afrontar los retos que tiene por delante el país. El principal reto que, a la vista de lo escuchado, será Cataluña.

PUBLICIDAD

Izquierdo destacó que las candidaturas del PSOE por la provincia están formadas por el mejor equipo posible al aportar experiencia, conocimiento y preparación. En ese sentido, el número 1 por el Senado y también secretario provincial del PSOE, Manuel Escarda, significó que España requiere de una Cámara Alta con mayoría absoluta, para convertirla en un verdadero órgano de representación de las comunidades autónomas y lograr una “adecuada” financiación para el mantenimiento de los servicios públicos.

Escarda aseguró, según declaraciones recogidas por Ical, que los ciudadanos, a diferencia de lo que ocurrió en los comicios de abril, disponen de “más datos” para juzgar la situación la situación política. “Los españoles saben cómo se han posicionado los diferentes partidos”, subrayó. Fue cuando habló de las tres formaciones de la derecha que están “al borde” de defender la intervención militar en Cataluña, además de no haber apoyado al Gobierno “constitucional” en la crisis actual y aupar a la extrema derecha.

Por el lado de la izquierda, acusó a los dirigente de Unidas Podemos de ser activistas políticos y no estadistas capaces de estar en un Gobierno, “sin imaginación ni responsabilidad para hacer política con mayúscula”.

PUBLICIDAD

En el mismo sentido, se pronunció Javier Izquierdo, quien acusó de la repetición electoral a tres partidos políticos. Por un lado, señaló a Unidas Podemos, al señalar que, “en ningún momento”, quiso hablar de programas políticos progresistas y solo de la composición de un posible Gobierno de coalición, anteponiendo los sillones a los problemas de los ciudadanos. “Hasta en cuatro ocasiones, ese partido ha negado la conformación de un gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez”, precisó.

También cargó contra el Partido Popular y Ciudadanos, de los que recordó que, “siempre”, dicen que para defender España lo mejor es que los independistas no tengan influencia en el Gobierno. “Hubiera sido tan sencillo con una abstención para contar ya con un Ejecutivo”, manifestó.

Manuel Escarda demandó “llenar las urnas” con votos progresistas para conformar un Gobierno socialista “estable” y “único”, que permita dar una salida “digna” a Cataluña, donde hay un problema de convivencia y de orden público.

El cabeza de lista al Senado por el PSOE de Valladolid criticó al presidente de la Generalitat, Quim Torra, por su incapacidad para resolver la actual crisis y sacó pecho por las actuaciones llevadas a cabo por el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y el presidente en funciones, Pedro Sánchez, que han sabido enfrentarse a ese problema de orden público con “tenacidad democrática”. Por su parte, Izquierdo calificó de “magnífica” la labor realizada por Sánchez, hasta ahora, en Cataluña.

PUBLICIDAD

El candidato al Congreso reconoció que la cuestión catalana es uno de los principales “desafíos” del país. “Frente al oportunismo y la deslealtad constante de la derecha que cuando está en la oposición no tiene problema en criticar al Gobierno socialista, jugando, incluso, con la connivencia en Cataluña y la unidad de España, el PSOE ofrece siempre lo mismo en las cuestiones de Estado. Lealtad, ya sea en el Gobierno como ahora o en la oposición, cuando se tuvo que aplicar el artículo 155 de la Constitución”, recordó.

Manuel Escarda también se refirió a las medidas que ha adoptado el Gobierno en funciones para afrontar el Brexit y apuntó que el nuevo Ejecutivo del PSOE deberá aprobar una ley de muerte digna, luchar contra la violencia de género, mantener unas pensiones revalorizadas, estabilidad económica, un nuevo estatuto de los trabajadores y llevar a cabo resoluciones ante la situación de emergencia climática.

Por su parte, Javier Izquierdo aseguró que el Partido Socialista será la única formación que en esta campaña electoral hablará de propuestas para regular el mercado laboral, y lograr que sea “más justo y más eficiente”; sostener un sistema público de pensiones, para evitar su privatización; afrontar la transición ecológica y evitar los problemas y los desafíos que supone el cambio climático, que, a su juicio, debe convertirse en una “oportunidad” para crear empleos más avanzados y de mayor calidad.

El PSOE, añadió, también planteará propuestas de igualdad y de lucha contra la violencia de género, la educación de los jóvenes para que el país sea culto, educado y formado para desarrollar sus competencias en un mercado más competitivo, el único que hablará de la regeneración política del país y de cómo España tiene que estar en los foros internacionales. “Frente a esto, tanto a derecha como a izquierda, solo hará descalificaciones y ocurrencias”, aseveró.

La número dos al Senado, Sara Galván, fue la única que habló de los problemas que tiene la provincia, especialmente la zona norte, que es donde procede ella al ser de la agrupación del PSOE en Medina de Rioseco. “Ha sido una comarca abandonada y quiero llevar su voz a la Cámara Alta”, apuntó. También defendió el programa serio y progresista del Partido Socialista, como la mejor defensa del Estado del Bienestar.

El número tres al Congreso, Julio del Valle, hizo un llamamiento a las personas progresistas pero también a los ciudadanos que, “desde la moderación”, quieren una estabilidad para el país. Acompañada de la número dos de la lista, Helena Caballero, citó los retos demográficos y la convivencia territorial pero también los desafíos tecnológicos y en el mercado laboral.