El PSOE plantea 1.145 enmiendas al PGC para «cambiar por completo» el modelo de Comunidad

El PSOE plantea 1.145 enmiendas al PGC para «cambiar por completo» el modelo de Comunidad

20 marzo, 2024
|
Actualizado: 20 marzo, 2024 14:01
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

ICAL

La oposición socialista “cambia por completo” el modelo de Comunidad del Gobierno de PP y Vox con su alternativa a los Presupuestos Generales de la Comunidad y ley de Medidas para 2024 que se recoge en un total de 1.145 enmiendas en las que mueven 1.500 millones, donde proponen una serie de fondos como el del reto demográfico, la lucha contra la pobreza, la vivienda o la reducción de las listas de espera.

El portavoz socialista, Luis Tudanca, y la portavoz sectorial de Hacienda, Rosa Rubio, presentaron las enmiendas en rueda de prensa tras su registro, hoy es el último día, y remarcaron que el presupuesto presentado por los socios es “inútil, radical, sectario y entregado a la extrema derecha”, a lo que unieron que se desaprovecha una mayor financiación del Gobierno para “hacer caja”.

“Las enmiendas cambian por completo los Presupuestos”, resumió Tudanca, que las enmarcó en cinco bloques: reto demográfico, servicios públicos, igualdad, diálogo social (con otros 500.000 euros más al Serla) y regeneración democrática y lucha contra la corrupción.

En concreto, el Grupo Socialista presentó hoy 1.145 enmiendas a los Presupuestos, articulado del texto y ley de Medidas, de las que 992 que cambian de sitio 445 millones corresponden a las diez consejerías, de las que el mayor número se destinan a Movilidad y Transformación Digital (172), Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (149) y Cultura, Turismo y Deporte (120).

A ellas se unen, vía enmienda, una serie de fondos adicionales como el destinado a reto demográfico (322 millones) para una futura ley e incentivos fiscales, retorno del talento, vivienda rural o ayudas al campo con 20 millones. Otros se corresponden con la lucha contra la pobreza (150 millones), parque de vivienda pública (63 millones), plan de listas de espera (80 millones), plan industrial (100 millones), plan de sanidad (50 millones), plan de Formación Profesional (14 millones) o plan para autónomos y pymes (400 millones), hasta llegar al montante de 1.500.

Los servicios sociales absorben 120 millones en sus enmiendas, con 40 para obras pendientes, ocho para cumplir con el compromiso del plan de recuperación para becas, siete para contratar a profesionales en sanidad o cinco para contar con psicólogos en la Atención Primaria.

“Hay recursos suficientes” para este modelo presentado por el Grupo Socialista, precisaron Tudanca y Rosa Rubio, quien señaló que estarían los 350 millones de las entregas a cuenta que no se incorporan a los presupuestos (llegan 199 más y las cuentas suben en 750) y la aplicación de una fiscalidad progresiva en la que pagan más los que más tienen, más ganan y más heredan.

Así, el bloque de enmiendas a la ley de Medidas toca el tramo autonómico del IRPF para una tarifa más progresiva, dado que, como explicó Rubio, Castilla y León tiene, tras Madrid, el segundo tipo más bajo en el tramo alto a partir de quienes ganan 50.000 euros. Además, proponen volver a la exención a partir de 400.000 euros en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que se eliminó. 

Otra de las enmiendas plantea bajar un 15 por ciento a nivel general y un 50 por ciento para vehículos híbridos la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), ya que Castilla y León tiene “las tasas más altas”, indicó la portavoz de Hacienda. Con una fiscalidad más progresiva, al menos se contarían con 500 millones más, que es lo que “dejan de pagar los más ricos” por la eliminación de ISD o de tramos más bajos en el IRFP.

Corrupción

En el bloque de lucha contra la corrupción, los socialistas piden reducir en un 30 por ciento los altos cargos y a la mitad los puestos de personal eventual para mantener el organigrama del último Gobierno de Juan Vicente Herrera, así como “eliminar una vicepresidencia sin competencias”.

Tudanca precisó que no se trata de suprimir la figura de la Vicepresidencia, ya que el organigrama de Gobierno corresponde al presidente, sino que se trata de “un mensaje político” hacia un vicepresidente que, en opinión del PSCyL, utiliza el cargo para “defender el programa de Vox con fondos públicos”. “No con dinero público”, apostilló  como reproche a la acción de Juan García-Gallardo.

“Representa mal a Castilla y León, lanza mensajes de odio y contraviene la paz social y la moderación”, argumentó respecto de las funciones asignadas por el presidente, como representar a Castilla y León en el Comité de las Regiones, ser interlocutor con asociaciones y colectivos o con las instituciones propias. 

Por último, la oposición socialista pide en otra de sus enmiendas “eliminar” la subvención a la televisión de Castilla y León, ya que considera que “se ha convertido en teleMañueco y no es objetiva, ni garantiza la neutralidad, ni un trabajo digno a sus empleados”. “No puede ir un solo euro de dinero público”, zanjó. 

Noticias Relacionadas: