PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El rector de la UVa alerta de los efectos de las «restrictivas» tasas de reposición

Ve "imprescindible" rejuvenecer el claustro de profesores

El rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Antonio Largo, consideró hoy “imprescindible” un plan de rejuvenecimiento de las plantillas de profesorado tras años duros de aplicación de tasas de reposición de efectivos “muy restrictivas”. Durante el acto de la apertura del curso académico 2019-2020, alertó que algunas áreas de conocimiento están en una situación “crítica”, por lo que es urgente reemplazar el talento de los docentes que se jubilan por profesores que deben liderar el futuro del conocimiento de las universidades.

PUBLICIDAD

Un discurso que fue pronunciado en presencia de la consejera de Educación, Rocío Lucas, y la viceconsejera de Universidades e Investigación, Pilar Garcés, a las que demandó retomar el plan de rejuvenecimiento de profesorado ya negociado con la Consejería de Educación en la etapa anterior para que sea “definitivamente” impulsado.

Mostró la preocupación de las universidades públicas con la debilidad de sus plantillas. Apostó por fortalecerlas para remontar el descenso experimentado en los últimos años. “Hemos hecho esfuerzos pero nuestras limitaciones presupuestarias nos impiden avanzar más”, precisó. También reclamó unos salarios justos para el profesorado contratado, que pasa por consolidar el reconocimiento de los complementos retributivos y una mejora de la plantilla de personal de administración y servicios (PAS), al ser clave para disponer de una estructura ágil y eficaz para abordar con garantías los retos que plantea la universidad del futuro.

El rector de la UVa pidió que la Junta cubra el cien por cien del capítulo presupuestario destinado a personal. “Es un punto primordial para para garantizar la sostenibilidad de las universidades públicas y que puedan atender debidamente todas sus finalidades”, añadió. En ese sentido, calificó de “magnífica noticia” el anuncio pronunciado por el presidente el Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, en la apertura oficial de las universidades públicas el pasado viernes en León de su compromiso de incrementar la financiación de las instituciones universitarias. “Esperemos se concrete en un aumento significativo, más allá del mero crecimiento económico anual, lo que demostraría una apuesta decidida por una sociedad del conocimiento en Castilla y León”, añadió en la lectura de discurso.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de los rectores de las universidades de Salamanca (Ricardo Rivero) y León (Juan Francisco García Martín) y vicerrectores de Burgos, Pontificia de Salamanca y Europea Miguel de Cervantes, Antonio Largo también valoró las palabras de Fernández Mañueco del incremento “significativo” de la partida presupuestaria destinada a la investigación e innovación en la Comunidad.

Consideró positivo que exista un programa propio en la Comunidad para financiar una actividad “clave” y que se apueste por unas líneas de actuaciones “estables”, tal y como ocurre en otras autonomías. El rector de la UVa apostó porque esta financiación llegue tanto a la investigación aplicada como a la básica. “Es importante que todos los investigadores con potencial de Castilla y León perciban que existe un compromiso real con ellos”, afirmó.

Antonio Largo consideró “imprescindible” que la Junta de Castilla y León apueste por sus universidades como “elementos determinantes” para la prosperidad de la Comunidad. “Si queremos proporcionar un futuro a nuestros jóvenes, para que encuentren una actividad profesional atractiva en la región, y si queremos ser un territorio generador de conocimiento e innovación, que pueda ser transferido al sistema productivo y económico, hay que apostar por la Educación Superior”, subrayó. En su opinión, todo ello exige destinar recursos económicos que, luego, tendrán un retorno.

Citó el objetivo “prioritario” de la transformación digital para contar una universidad “moderna, ágil y flexible”, para lo que es necesario contar con el apoyo, en medios económicos y materiales, de los gobiernos.

PUBLICIDAD

El rector de la UVa añadió que la actividad universitaria debe “replantearse” y “ajustarse” al momento. De ahí, la necesidad “perentoria” de reaccionar “con agilidad” para adaptarse a las nuevas situaciones y evitar convertirse en una maquinaria “obsoleta”. A su juicio, la universidad debe reaccionar para lograr el liderazgo social que se merece y evitar caer en la “irrelevancia”. “Debemos pensar en diseñar la Universidad del futuro”, sentenció. Es por ello que apostó por los grados más flexibles, la enseñanza ‘on line’ en diferentes idiomas y planes de estudio muy relacionados con las demandas laborales del momento.

También dejó clara la posición de la Universidad de Valladolid en un tema tan relevante como la despoblación, con el desarrollo de los cuatro campus (Valladolid, Palencia, Segovia y Soria) como papel vertebrador importante del territorio y dinamizador del desarrollo social y económico de las ciudades en que se asienta. Reconoció que esta política «choca» con las ideas economicistas de búsqueda de máxima eficiencia. «La dispersión es menos eficaz en términos económicos para una institución pero esperamos que el Gobierno autonómico sea sensible para apoyarnos en esta política de implicación en todos los campus», declaró.

Antonio Largo se felicitó por el cambio de tendencia de matrículas de nuevo ingreso el presente curso, con un incremento del 3,5 por ciento. Un aumento de alumnos que apuntó es generalizado en los cuatro campus , con subidas “notables” en algunos de ellos. “A falta de cerrar las cifras, es positivo invertir la tendencia de matrículas descendente de nuevo ingreso”, manifestó.

También destacó el aumento del alumnado extranjero, ya que los matriculados en el primer cuatrimestre y el curso completo ya superan a los del año pasado, a falta de cerrar los datos del segundo cuatrimestre, que podrían sumar 400 más. “Somos percibidos como atractivos para la formación de los estudiantes de otros países”, afirmó.

El acto de apertura del curso académico de la Universidad de Valladolid, que tuvo lugar en el Paraninfo de la institución, contó con numerosas autoridades como la concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de la capital, Ana Redondo; el vicepresidente de la Diputación, Víctor Alonso; el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez; el secretario autonómico de UGT, Faustino Temprano; y representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y del Ejército, entre otros.

Antes de la intervención del rector, quien clausuró el acto, hubo la lección inaugural del catedrático de Prehistoria, el doctor Germán Delibes de Castro, con el título ‘Homo Venator. La caza en la prehistoria’ y la entrega del Premio Consejo Social 2019 al catedrático de Derecho Mercantil de la Facultad de Derecho, Jesús Quijano.

La consejera de Educación mostró su reconocimiento y admiración a Quijano, en el ámbito personal y político. «Siempre demostró una elegancia, una altura de miras, un talante dialogante y conciliador, así como una honestidad a toda prueba. Una serie de cualidades, una forma de entender la política, que deben ser un ejemplo para todos. Hoy más que nunca», apuntó.