PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sucursal del Banco Popular

El TJUE juzgará seis recursos contra la resolución de Banco Popular y aparca 91

El Tribunal de Justicia de la UE solo ha admitido a trámite seis recursos de los 97 que se interpusieron tras la resolución de Banco Popular, cuando 305.000 accionistas y bonistas perdieron toda su inversión de la noche a la mañana del 6 al 7 de junio de hace un año.

PUBLICIDAD

En sus rechazos, el TJUE ha dado a conocer los motivos de la Junta Única de Resolución por los cuales se resolvió y vendió Banco Popular. Según el organismo presidido por Elje König la decisión se adoptó por «interés público» y ha afirmado que el Banco de España, encargado de supervisar estas situaciones en los bancos, no soltó su manguerazo para inundar de liquidez a la entidad resuelta. La JUR ha alegado que Banco Popular atravesaba graves dificultades o probablemente iba a entrar en esa caótica situación, tal y como el banco presidido por Emilio Saracho afirmó al Banco Central Europeo el mismo 6 de junio, según publica Expansión.

Según la JUR, con el tiempo que se disponía no hubo tiempo material de llevar a cabo una medida alternativa a la resolución, pese a que König aseguraba el 31 de mayo que su organismo estaba vigilando muy de cerca Banco Popular en unas declaraciones vertidas a Reuters y que dieron lugar a la fuga masiva de 5.000 millones de euros de la entidad financiera. König, pese a tener prohibido hablar sobre bancos en supervisión, lo hizo, y se mantiene aún en el cargo, sin que ninguna autoridad ni de la Comisión Europea ni del Banco Central Europeo hayan exigido su dimisión. «König dice que el Mecanismo Único de Resolución está siguiendo el proceso [de Banco Popular] con particular atención particular con vistas a una posible intervención», publicaba Reuters aquel fatídico día.

Al menos dos años de espera para tener una sentencia

El mismo organismo justifica la resolución de Banco Popular en «aras del interés público» debido al impacto que habría supuesto su inviabilidad al sector financiero. La JUR, que aún no ha dado a conocer el informe de Deloitte sobre Banco Popular un año después, ha asegurado que el interés público está por encima del derecho a ser oído por un tribunal debido a que la decisión también afectaba a la estabilidad del mercado financiero en su conjunto, como si Banco Popular hubiera sido una entidad sistémica. Asimismo, pese a que el panel de la JUR ha exigido a König hacer público el informe de Deloitte, la presidenta del organismo insiste en mantener la confidencialidad del estudio provisional sobre Banco Popular.

PUBLICIDAD

En cuanto a los seis recursos admitidos a trámite sobre Banco Popular, destacan los recurrentes: Antonio del Valle, ex consejero de la entidad y contra quien pesa una demanda por sus posiciones bajistas en la entidad financiera, junto con la familia Luckic, Eleveté, Liaño Reig y los fondos Anchorage, Ronit y Algebris.

Asimismo, aún se espera la decisión de los jueces sobre si permitirá personarse en la causa a la Comisión Europea, Banco Santander, Banco Popular, Consejo de Europa y la Abogacía del Estado, todos con la esperanza de que este alto tribunal dé la razón a la resolución y venta, ya que en caso contrario tendrá que ser el contribuyente quien pague los platos rotos.

La primera sentencia sobre este caso se conocerá al menos en 2019, como pronto. Asimismo, los perdedores recurrirán la decisión en segunda estancia, un año más de espera. El resto de los 91 recursos estarán a la espera de una sentencia firme.

 

PUBLICIDAD