Empleo, impuestos y autónomos centran el debate a cuatro

Empleo, impuestos y autónomos centran el debate a cuatro

14 junio, 2016
|
Actualizado: 14 junio, 2016 8:35
|

Los candidatos a la Presidencia del Gobierno convirtieron el debate a cuatro de cara a las Elecciones 26-J en un «todos contra uno», con dos claros perdedores: Pedro Sánchez y Albert Rivera, una muestra de la polarización a la que está llamada España el 26-J según los sondeos. El primer debate a cuatro en la Democracia fue aburrido y soporífero a tenor de las reacciones en las redes sociales.

Rajoy, como buen registrador de la propiedad, respondió con datos a todas las críticas durante el debate a cuatro. La abrumadora batería dejó en evidencia a Sánchez, quien llegó a realizar numerosas imprecisiones de datos. Rajoy reprochó a sus contrincantes políticos que no hubieran estudiado todos los datos de cara a la cita televisada.

Sin cambiar el paso, defendió la reforma laboral y repitió hasta la saciedad la palabra «empleo» para mostrar, con datos, la evolución positiva de España en este aspecto desde que llegara al poder. Siguiendo el discurso de de Guindos, afirma que España evitó el rescate en 2012, por lo que tuvo que subir los impuestos pese a que prometió bajarlos nada más llegar. Eso sí, la presión fiscal en España es más alta que con Zapatero.

Pablo Iglesias centró sus críticas únicamente en Rajoy, dejando incluso sin contestar a preguntas directas de Albert Rivera, un feo que revolucionó las redes sociales. Iglesias, sin cambiar tampoco sus críticas, defendió derogar la reforma laboral del PP y la del PSOE, al tiempo que prometió subir el salario mínimo.

Rivera, por su parte, rebajó el triunfalismo de Rajoy con datos y se centró en los autónomos para evidenciar el infierno que viven en España. En cuanto a la reforma laboral del PP, solo la cambiará en parte para, a su juicio, mejorar la situación. En cuanto a los impuestos, afeó a Ciudadanos que escondiera tanto la subida del IVA como del IRPF.

Sánchez, perdido y sin fuerza en el debate, volvió al mismo discurso de siempre: derogar la reforma laboral, aunque en el pacto con Ciudadanos no se estipuló así, y afirma que reducirá las cuotas a los autónomos, como si ese fuera el problema de estos trabajadores por cuenta propia.

Los candidatos, por otro lado, dijeron verdades:

En las primeras, Sánchez aseguró que «el 14% de los trabajadores no llega a fin de mes» y que «el Gobierno incumple sus compromisos con la acogida de refugiados».

Iglesias afirma que «hay 10 millones de personas en riesgo de pobreza, un 2,4% más desde que gobierna Mariano Rajoy» y éste contestó: «El 75% de los españoles tiene un contrato fijo y el 25% uno temporal», mientras que los candidatos se centraron en la temporalidad con los nuevos contratos.

Rivera, por otro lado, aseguró que la hucha de las pensiones «está por la mitad», al bajar de los 68.000 a los 33.000 millones de euros.

Mentiras:

Rajoy: «No he dado ningún indulto por corrupción». La realidad es que el PP ha indultado al menos a 8 condenados por delitos relacionados con corrupción.

Rajoy: «España es el cuarto país que más refugiados acoge». España es el quinto.

Pablo Iglesias: «Donde el PP había dejado deuda, nosotros hemos acabado con ella». Falso, se rebaja la deuda pero no la ha borrado.

Iglesias dice que «hay 2,6 millones de parados sin prestaciones», un dato que se quedó corto: son 3,16 millones según el INE.

Rivera: «Unidos Podemos debe 11 millones de euros a los bancos». Es IU quien lo debe, y son 10 millones, no UP. Asimismo, aseguró que «España es la cuarta potencia mundial», también falso: es la cuarta de la Eurozona.

.
Noticias Relacionadas: