PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Empresa Familiar pide que se valore a las firmas de la Comunidad en las adjudicaciones públicas

Hervella reclama medidas adicionales como suelo industrial a coste cero

La presidenta de Empresa Familiar de Castilla y León (EFCyL), Rocío Hervella, exigió hoy “medidas adicionales” para frenar la destrucción de empleo y reactivar la economía ante la crisis provocada por la COVID-19, y reclamó suelo industrial a coste cero para atraer inversiones y que las administraciones apuesten por las empresas de la Comunidad en sus adjudicaciones como “último criterio” si están en igualdad de condiciones.

Hervella presentó un documento con más de 80 ‘Propuestas para la recuperación y el fortalecimiento de la economía en Castilla y León’, que ya ha trasladado al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y al líder de la oposición socialistas, Luis Tudanca, entre otros. La empresaria palentina, CEO de Prosol, recalcó que el texto propositivo fue elaborado con la colaboración de las 168 empresas asociadas a EFCyL, cuya facturación equivale al 20,5 por ciento del PIB de la Comunidad, y generan cerca de 80.000 empleos directos.

Hervella destacó que esta crisis constituye una “oportunidad” para fortalecer Castilla y León, que es una autonomía que “no es ajena al cambio” y apeló a que todos “hagan lo posible” para la digitalización, estableciendo un mapa de ruta y acortando plazos, y una apuesta por la formación, como factores transversales, para transformar la Comunidad, en tierra de saber.

En este sentido, apeló a conectar todas las zonas rurales e implantar incentivos para impulsar el proceso de digitalización en todas las empresas, junto al aprovechamiento de las ayudas de la UE en esta materia con la creación de un consorcio autonómico, en el que ya trabajan con la Junta. Hervella consideró también positivo el fondo logrado por España de la UE frente al COVID, pero advirtió de que “el reto ahora es implementar” medidas y que se “concreten en generación de valor”.

La empresaria constató asimismo que en formación llevan dos años trabajando para el diseño de un mapa de necesidades de mercado, identificando las necesidades, el modelo y la orientación a jóvenes, para definir donde tiene que actuar como en salud, irrupción digital o medio ambiente. Agregó que hay que acabar con la brecha en FP Dual, que alcanza el cinco por ciento pero en países como Alemania llega al 75 por ciento; y cuando en 2025, dos tercios de los empleos que se requerirán serán técnicos.

Hervella repasó las peticiones de las empresas familiares y consideró “prioritario” constituir un consejo asesor continuo para los agentes políticos. Asimismo, defendió que es necesario mantener la liquidez para las empresas y proteger la salud de los trabajadores a través de sellos acreditables, como el impulsado por EFCyL a través de la consultora KPGM.

Rocío Hervella también reclamó la menor presión fiscal posible hasta finales de este año, y que se acabe con la “hiper regulación”, ya que “no puede haber 25.000 leyes” de mercado sino las necesarias para mantener el empleo y la actividad.

La directiva también apeló a “mantener lo nuestro” y comentó que con el incumplimiento en la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, “los ricos se van”. Asimismo, reclamó un plan de comunicación que haga atractiva esta autonomía para atraer el telento y una apuesta por las empresas de la Comunidad en las adjudicaciones, como factor de sostenibibilidad.

Hervella repasó varias demandas de su organización para los sectores críticos para la economía de la Comunidad, y en agroalimentación indicó que la clave está en una visión transversal que vayya desde el origen del producto hasta el reciclado de las materias primeras o los envases. Asimismo, abogó por potenciar el comercio on line; dignificar la figura del agricultor; y apoyar a los subsectores orientados a la hostelería.

En cuanto a la automoción, reclamó una mesa específica dentro del consejo asesor sobre esta actividad, con una apuesta decidida por el vehículo eléctrico, con puntos de recarga, tarifas planas de electricidad y reducción del precio de estos coches. Aseveró que es preciso apoyar a las expresas auxiliares, sobre todo a las pymes en formación.

En cuanto a la construcción, demandó una simplificación administrativa; y que se prime a las compañías de la Comunidad, en las adjudicaciones; junto a suelo industrial a coste cero para que haya inversiones.

Por lo que se refiere a los servicios, “tremendamente afectados” en esta crisis, reclamó también certidumbre jurídica y pliegos en adjudicaciones sobre atribuciones de sostenibilidad y ubicación. Asimismo, abogó por un control del absentismo, que “debe entrar en el diálogo social porque afecta a la productividad”; y por potencia el Corredor Atlántico.

Por último, en comercio y turismo, consideró básico poner en valor el “liderazgo de Castilla y León” en el segmento rural y apeló a la consecución de un centro de formación turístico de referencia con vocación internacional. “Puede ser un sector que genere un gran valor añadido en la salida de la crisis sanitaria”, dijo.

Otras consideraciones generales, concluyó Hervella, pasan por la unificación de lo criterios de mercado entre las autonomías; por convertir el aeropuerto de Valladolid, en un referente internacional; y por potenciar las empresas de tamaño medio, de hasta 200 millones de facturación.